Salud y Bienestar

Moluscos contagiosos en niños, cómo prevenir y tratar

Pápulas de molusco. Pápulas de molusco.

Pápulas de molusco.

Los moluscos son unas protuberancias de color rosado de entre 2 y 6 milímetros en la piel producidas por el virus Molluscipoxvirus molusco contagioso. Son inconstantes, por lo que pueden variar de tamaño, color y forma.

Aunque esta afección no es muy conocida, es muy común en los niños, sobre todo entre los cinco y los doce años de edad. En los adultos aparecen con mucha menor frecuencia.

Los expertos avisan de que, aunque no revistan gravedad, son muy contagiosos y, si no se tratan, pueden durar años. 

No duelen y no suelen ser más que una molestia estética, pero si la persona tiene las defensas bajas, se pueden extender por el cuerpo y causar inflamaciones. El rascado podría ser causa de infecciones también, por lo que es aconsejable evitar tocar las pápulas.

Tratamiento

En muchas ocasiones, el molusco tiende a desaparecer por sí mismo, una vez que se ha inflamado. Sin embargo, en pacientes atópicos o inmunodeprimidos, será necesario realizar algún tratamiento para conseguir que desaparezcan.

En este caso, se puede tratar en casa con los distintos productos existentes. Lo más recomendado por los médicos son los medicamentos que contienen Hidróxido de potasio. Se suele aplicar en la propia pápula con una especie de pincel (se trata de un producto irritante y corrosivo) y provoca su inflamación, enrojecimiento y posterior desaparición. Lo mismo consiguen tratamientos basados en otros productos como la cantaridina, que es un agente vesicante, o el ácido salicílico.

En el caso de acudir a la consulta médica las posibilidades más comunes son el curetaje (la extirpación con cureta) o la crioterapia (congelación para que la protuberancia se seque y caiga).

Además, siempre se podrá tratar con antivíricos y con otras terapias para despertar la respuesta inmune del paciente.

Prevención

Ya lo dice el refranero español, más vale prevenir. Y para evitar que esta molesta enfermedad ataque a los niños, es aconsejable seguir varias recomendaciones:

  • Al ser una enfermedad contagiosa, conviene tener cuidado en zonas escolares, así como intentar no compartir toallas y ropa.
  • Asimismo, las piscinas pueden ser un caldo de cultivo ideal para este virus, por lo que es aconsejable ducharse tras el baño en ellas.
  • Usar crema hidratante para una piel hidratada, ya que las pieles secas parecer ser más propensas a desarrollar el virus.
  • Tratar la dermatitis atópica, ya que los afectados por estos síntomas son qienes más riesgo  poseen de sufrir los moluscos.
  • La ducha y usar agua templada es mejor que los baños y el agua demasiado cálida para las afecciones de la piel.
  • La higiene en general puede servir de defensa ante este virus.
  • La humedad y el calor suelen ser beneficiosos para este virus, por l que habrá que prestar especial atención en verano.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios