TERMALISMO

'Salutem per agua'

  • La historia del uso terapéutico de los mantiales se remonta a las cavernas > La moda de los spas viene de antiguo: griegos y romanos disfrutaban de este placer

Comentarios 2

Chorros de agua fría, baños de vapor, envolturas de barro… Las técnicas que han puesto de moda los balnearios y spas eran ya tendencia en la época griega. El mismo Ulises en su Odisea hablaba de los placeres de los baños termales y, de hecho, Hipócrates consideraba la hidroterapia como un método curativo de primer orden. Incluso en la Prehistoria hay indicios de que el hombre aprendió observando a los animales y recurrió a los manantiales de agua caliente para aliviar sus dolores. Y la arqueología demuestra que las termas públicas existían en todas las grandes ciudades romanas. Salutem per agua, las siglas de spa vienen del latín y quieren decir salud a través del agua.

En la Antigüedad, el termalismo buscaba el equilibrio del cuerpo alterado por la enfermedad y se aplicaba, sobre todo, para los dolores reumáticos y para sanar los ojos y limpiar las vísceras. En el Islam incluso era considerado como algo prestigioso pero, en la Edad Media se dio un paso atrás, ya que se abandonó todo lo referente al culto al cuerpo y a la higiene. A partir del siglo XVI existe una rica literatura que recoge los efectos de las aguas medicinales, pero hasta el siglo XIX el termalismo no recibe su gran impulso. El responsable fue Kneipp, un religioso que siguió los consejos de Johann Hahn, conocido como médico-grifo en el siglo XVIII por su defensa sobre el uso curativo y preventivo del agua.  Kneipp desarrolló un método, la cura Kneipp, con el que aliviaba a enfermos de tuberculosis aplicando chorros parciales o totales de agua fría. A él se debe el gran desarrollo de la hidroterapia, como un remedio para activar la circulación de la sangre. Lo conseguía mediante pediluvios y duchas escocesas cuyo equivalente en la época era una caminata por un arroyo y un baño bajo los chorros de un manantial.

Quienes hoy disfrutan de los placeres de los balnearios coinciden en que deberían ser obligatorios por ley. Un Real Decreto de 1816 reguló por primera vez la hidroterapia en España al ordenar que los baños más importantes del país tuvieran un profesor con conocimientos en hidroterapia y medicina para aplicarlos en dicho lugar. Ya en el siglo XX es materia de estudio en las universidades de Austria y, un siglo después, pocos se atreven a cuestionar los beneficios de la hidrología médica, una rama médica.

A los balnearios y estaciones termales, instalaciones que deben estar cercanas a un manantial de aguas mineromedicinales, se suman otros centros: los de talasoterapia, un método terapéutico que se basa en la utilización del clima y del medio marino como agente terapéutico, siempre bajo supervisión médica; y los spas, los que ofertan tratamientos estéticos y de relax por medio del uso del agua potable.

Los circuitos de hidroterapia son una moda que se ha extendido y, actualmente, uno de cada cuatro ciudadanos afirma que disfruta de los placeres del agua alguna vez al año. La tuberculosis se ha sustituido por el gran mal del siglo XXI, el estrés y la ansiedad. La mayoría de los usuarios de estos centros son profesionales que buscan relax. Para que la cura sea efectiva, la oferta se completa con una o dos noches de descanso en un hotel. El agua y sus beneficios ha dado lugar al nacimiento del turismo de wellness  y hoteles  resorts. Y a la reconstrucción de numerosos baños árabes, lo que ha permitido que la cultura del hamman se haya instalado en capitales andaluzas como Córdoba, Granada o Sevilla. 

En España existen más de un centenar de centros termales distribuidos en cerca de cien municipios y que generan un número de pernoctaciones próximo a las generadas por el turismo rural. Asimismo, este sector genera más 8.000 puestos de trabajo directos que influyen al desarrollo económico de las zonas rurales. Las administraciones públicas, conscientes del empuje económico de esta tendencia, están potenciando rutas turísticas por balnearios y lugares termales donde la historia se funde con la modernidad y demuestra que todo está inventado.

RECOMENDACIONES DE BALNEARIOS Y HOTELES SPA EN ANDALUCÍA

Costa de la Luz

· Gran Hotel SPA Puerto Antilla **** Avenida de Islantilla s/n. Islantilla (Huelva). Teléfono 959 62 51 00. Ofrece envoltura de algas, envoltura de chocolate y envoltura en polvo de oro.

· Hotel SPA Barceló Costa Ballena **** Avenida Juan Carlos I. Carretera Rota-Chipiona. (Cádiz). Teléfono 956 84 90 44. Situado a primera línea de playa, dispone de un circuito hidráulico y una amplia gama de tratamientos.

· Hotel SPA Valentín Sancti Petri **** Urbanización Novo Sancti Petri. Chiclana de la Frontera (Cádiz). Teléfono 956 49 10 02. Spa con piscina cubierta, solárium, baño turco, jacuzzi, masajes, hidromasajes, ducha de chorros, terapia de algas, colorterapia y aromaterapia.

· Hotel Gecosol Puertoluz Spa ***** Avenida Río San Pedro 14. El Puerto de Santa María (Cádiz). Teléfono 956 56 13 32. Tratamientos supervisados por médicos y fisioterapeutas y diseñados para tratar determinadas patologías: artrosis, artritis, dolores musculares, problemas circulatorios y columna vertebral.

· Fairplay Golf Hotel&Spa ***** Calle La Torre s/n. Benalup-Casas Viejas (Cádiz). Teléfono 956 42 91 00. Hidromasaje, tratamientos faciales, corporales y de belleza.

Costa del Sol

· GL Gran Hotel SPA Elba Estepona **** Urbanización Arena Beach. Carretera Estepona - Cádiz 153. Estepona, Málaga. Teléfono 952 809 200. Uno de los principales centros de talasoterapia.

· Hotel Selenza Thalasso Wellness **** Carretera Nacional 340, Kilómetro 165. Estepona (Málaga). Teléfono 952 89 94 99. Consta de 35 cabinas con tratamientos exclusivos como la bañera La Siesta, una experiencia multisensorial. 

· Hotel SPA Caledonia Golf Resort **** Carretera de Cádiz Kilómetro 166. Urbanización Bel Air. Los Flamingos-Estepona (Málaga). Teléfono 902 30 35 55. Avanzado centro médico.

· Hotel SPA Incosol Medical Spa ***** Urbanización Golf Río Real. Calle Incosol s/n. Marbella (Málaga). Teléfono 952 86 09 09. Programas de salud y belleza exclusivos.

· Hotel SPA La Cala Resort ***** Urbanización la Cala Golf s/n. Mijas Costa (Málaga). Teléfono 952 66 90 00. Tratamientos propios de relajación junto a un campo de golf.

Costa Tropical

· Balneario de Lanjarón *** Avenida de La Constitución s/n. Lanjarón (Granada). Teléfono 958 77 01 37. Situado en Sierra Nevada, destaca por sus diferentes aguas tanto para beber como para los tratamientos. 

· Hotel SPA Los Angeles **** Calle Cuesta Escoriaza, 17. Granada. Teléfono 958 22 14 23. Cuenta con los últimos adelantos en materia de estética y belleza como el baño de vapor.

· Hotel SPA Macia Real de la Alhambra **** Calle Mirador del Genil, 2. Granada. Teléfono 958 21 66 93. Programas y tratamientos árabes.

· Hotel SPA Barcelo La Bobadilla ***** Carretera Salinas-Villanueva de Tapia (A-333), Kilómetro 65,5. Loja (Granada). Teléfono 958 32 18 10. Destaca la sauna turca y la sauna filandesa.´

Costa de Almería

· Hotel Envía Wellness & Golf ***** Travesía de la Envía s/n. Vicar (Almería). Teléfono 950 18 11 00. Circuitos de aguas y termas. 

· Hotel SPA Barceló Cabo de Gata **** Paseo del Toyo s/n. Retama. Níjar (Almería). Teléfono 950 18 42 50. Ofrece masajes de piedras geotermales calientes y un tratamiento corporal estimulante de hielo térmico y crema tibia, entre otros servicios. 

· Hotel SPA Valle del Este Golf Resort **** Valle del Este Autovía E-15, salida 529. Vera (Almería). Teléfono 950 54 86 00. Especializado en hidroterapia y fitness.

Andalucía interior

· Gran Hotel SPA Marmolejo *** Calle Calvario, 101. Marmolejo (Jaén). Teléfono 953 54 09 75. Masaje manual subacuático y fangoterapia. 

· Hotel SPA Sierra de Cazorla **** Carretera Sierra s/n. La Iruela (Jaén). Teléfono 953 72 00 15. Dispone de 40 habitaciones tematizadas en cuatro estilos: Marroquí, Africano, Oriental y Montañés

· GL Hotel Hacienda La Boticaria ***** Carretera Alcalá- Utrera, Kilómetro 2’5. Alcalá de Guadaira (Sevilla). Teléfono 955 69 88 20. Algunos tratamientos se realizan en la misma habitación del cliente..

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios