Los Pedroches

Una vuelta al cole segura en Pozoblanco

  • Alumnos y padres han seguido el protocolo marcado por el colegio Virgen de Luna para llevar a cabo el primer día de clase con éxito

Padres y alumnos haciendo fila para entrar al colegio en el primer día de clase. Padres y alumnos haciendo fila para entrar al colegio en el primer día de clase.

Padres y alumnos haciendo fila para entrar al colegio en el primer día de clase. / Sánchez Ruiz

La vuelta al cole en Pozoblanco se ha producido con cierta normalidad siguiendo las medidas de seguridad y protocolos establecidos por los centros escolares. Con el alumnado cargando en sus mochilas la ilusión por reencontrarse con sus compañeros de aula y el profesorado con mucho entusiasmo por explicar a los pequeños cómo se debe actuar durante este curso escolar.

Uno de los momentos de más tensión para padres y tutores ha sido la entrada al colegio de los niños, con distintos accesos por unidades previamente informadas a las familias, que han debido seguir las indicaciones que el personal de Protección Civil les daba para evitar las aglomeraciones. No obstante, en algunos puntos y momentos éstas han sido inevitables.

No ha ocurrido así cuando los niños han accedido al interior del centro, donde por filas han ido entrando de manera consecutiva a sus respectivas aulas, pasando primero por las alfombras desinfectantes y siguiendo las líneas y flechas direccionales que les indican por qué lado ir según el destino.

En el Centro de Educación Infantil y Primaria Virgen de Luna, de Pozoblanco, su directora, Pilar Reyes, ha informado que hasta el último momento se han estado haciendo cambios que se consideraban oportunos para hacer más seguro el centro, “estamos siguiendo un protocolo que es flexible, por lo que si vemos que hay que cambiar algún aspecto se hará, pensando siempre en mejorar. Nervios hay muchísimos, pero entusiasmo más todavía.

Hemos transmitido la confianza a los padres en las reuniones previas, porque creemos que tenemos bastante controlado el entorno del centro”. Una de las primeras actividades que ha tenido hoy su centro ha sido la explicación por parte de los tutores al alumnado por dónde se accede, los baños que deben usar, la zona del patio para el recreo, para que vayan cogiendo una rutina”, ha asegurado Reyes.

En cuanto a las ratios, el grupo máximo que tiene el coelgio Virgen de Luna es de 25 alumnos, y aunque se ha incorporado una persona de refuerzo para el covid, esta incorporación suple la retirada de la persona de refuerzo del curso anterior, pero, en este caso, con un tiempo limitado, no es para todo el curso. “Al no contar con los recursos humanos suficientes no hemos podido desdoblar ninguna unidad, a pesar de que contábamos con el espacio libre para poder hacerlo”, ha señalado la directora.

La dirección del centro ha explicado que desde las familias se han encontrado mucha colaboración ante este curso escolar y el protocolo, sin embargo, en la etapa de Educación Infantil, que no es obligatoria, se ha dado el caso de dos familias que han decidido no traer a sus hijos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios