Castro del Río

Una semana de ocio inclusivo en Castro del Río

  • La Escuela de Verano de Futuro Singular acoge a más de 200 niños con discapacidad intelectual

Un grupo se disfraza de indios del lejano Oeste. Un grupo se disfraza de indios del lejano Oeste.

Un grupo se disfraza de indios del lejano Oeste. / El Día

La Escuela de Verano del centro de Futuro Singular Córdoba en Castro del Río, nació en 1998 como recurso de ocio exclusivamente para niños con discapacidad intelectual en los meses estivales. Diez años después de su nacimiento, la escuela de verano original ha evolucionado para ser la Escuela Inclusiva de Verano, en la que pequeños con y sin discapacidad disfrutan de la oferta de actividades, con un 80% de niños sin discapacidad participando en esta edición.

La décima edición de la Escuela Inclusiva de Verano ha acogido a un total de 224 niños, que se han distribuido en dos turnos de una semana cada uno. Los menores tienen edades entre los 3 y los 14 años. Han estado monitorizados por nueve profesionales de la fundación, cinco como referentes y otros cuatro como personal de apoyo.

Por otro lado, un total de 70 voluntarios han colaborado en el programa inclusivo. El grupo de voluntariado está formado, en parte, por antiguos participantes de la Escuela Inclusiva de Verano de años anteriores. Ahora, una vez que han superado los 16 años, repiten la experiencia para ayudar a otros niños.Esta nueva edición ha traído como novedad dos temáticas diferentes para la celebración de las fiestas y actividades de convivencia: la época medieval y el lejano oeste.

Con la personalización que cada contexto precisa, los niños han participado en actividades, como la fiesta de la espuma, gymkanas, actuaciones de magia, juego de tiro con arco y talleres de cocina. En el mismo sentido, y como merece la temporada estival, también se han realizado juegos de agua en talleres de piscina.

Por otro lado, el aprendizaje también ha tenido hueco en la programación con talleres de reciclaje y protección del medio ambiente, para concienciar a los jóvenes en este tipo de valores.Respecto a la procedencia de los más de 200 menores, han llegado desde los municipios de Castro del Río, Cabra, Espejo, Baena, Nueva Carteya, Luque y Zuheros.

Las trescientas personas que componen la Escuela Inclusiva de Verano comparten valores de respeto, apoyo, empatía y generosidad bajo el paraguas del disfrute y la diversión y conformando un espacio de inclusión para todas las personas.

Futuro Singular Córdoba tiene como objetivo continuar el trabajo por la plena inclusión de las personas con discapacidad intelectual, compartir los recursos con la comunidad y los espacios en los que, como en la Escuela Inclusiva, todas las personas tienen un lugar imprescindible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios