puertodelcalatraveño

La salud también es para el verano

  • Las suplencias del estío en los complejos sanitarios de la provincia llegan a la Diputación, mientras que Villanueva de Córdoba se echa a la calle para reclamar un centro de salud

Un momento de la concentración que se celebró el pasado jueves en Villanueva de Córdoba. Un momento de la concentración que se celebró el pasado jueves en Villanueva de Córdoba.

Un momento de la concentración que se celebró el pasado jueves en Villanueva de Córdoba. / sánchez ruiz

Sostiene la directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Valle García, que es "una responsabilidad moral" que anestesistas del complejo de la capital se desplacen hasta Pozoblanco para cubrir las vacantes. Sí es cierto, así se expresó el pasado jueves ante los medios durante una rueda de prensa. Mientras, en el PP consideran que "si eres de pueblo no te puedes poner enfermo en verano" porque los centros de salud de la provincia cierran por la tarde, a excepción de tres en la capital. La sanidad cordobesa no se ha ido del tablero político por vacaciones durante el estío y los grupos políticos intentan sacar tajada del tema con ruedas de prensa de denuncia por falta de profesionales o con presentaciones, más que avanzado ya el mes de julio, del plan de sustituciones veraniegas.

El penúltimo ejemplo -penúltimo porque habrá más- ha tenido lugar esta misma semana. El escenario: el salón de plenos de la Diputación. El asunto: una moción de los populares para que se cubran todas las plazas profesionales en temporada veraniega, entre otras demandas sanitarias. Una exposición que defendió el viceportavoz de los populares en la casa palacio, José María Estepa, que comenzó dando datos y más datos sobre la falta de médicos y sanitarios por zonas. Fue el portavoz de Ciudadanos, José Luis Vilches, quien dio un toque de atención en su turno al señalar que el de la sanidad "es un problema de todo el año, pero no es nuestra competencia".

Tampoco faltó en el debate de la moción IU a través de su portavoz, Francisco Sánchez, quien sostuvo que no apoyaban la iniciativa porque "no queremos hacer un ejercicio de hipocresía". Por cierto, que también aludió a un informe de Amnistía Internacional para basar su defensa. Mientras, la diputada de Ganemos, María de los Ángeles Aguilera tiró también de datos, pero de manera más generalista y nacionales -recordó las demandas de la Marea Blanca- y alertando de la privatización de los servicios sanitarios y sus consecuencias. La defensa en contra de la moción de los populares por parte del PSOE vino de la mano del diputado de Juventud y Deportes, Martín Torralbo, quien centró su discurso en relatar los avances que la Junta de Andalucía ha hecho en sanidad en los últimos años -no se olvidó de los trasplantes o de que uno de cada tres euros del presupuesto autonómico se va para sanidad- y recordar que la sanidad pública "es la joya de la corona".

Y así, entre unos y otros y el clásico y "tú más" la moción del PP salió adelante, aunque se tuvo que votar dos veces, hasta que Ciudadanos, que primero se abstuvo cambió su voto a favor. La aritmética en la institución provincial a veces sale así y evitó el voto de calidad de la presidencia, que esta ocasión recaía en Ana Carrillo. Pero, ¿qué beneficios reportará la moción a efectos prácticos? Pues habrá que ver cómo la Diputación insta a la Junta de Andalucía a que se dote a los centros de personal suficiente durante el verano próximamente porque para el ejercicio de 2018 ya es un poco tarde.

Pero aún hay más en el ámbito sanitario porque esta misma semana, Villanueva de Córdoba se ha echado a la calle para reclamar un nuevo centro de salud. Resulta sorprendente la estrategia adoptada por la Junta en este caso, ya que al tiempo que el Ayuntamiento jarote remitía una nota de prensa anunciando la concentración para el pasado jueves, en apenas un par de horas la Delegación de Salud envío otro comunicado advirtiendo de que la solución estaba en la mano del Consistorio; es decir, antes de que la protesta tuviera lugar. Posturas encontradas, entre unos y otros que no amilanó a los vecinos del municipio del Valle de los Pedroches que salieron a la calle para reclamar lo que consideran que es de justicia: un centro de salud justo, ya que el actual adolece de los estragos del paso del tiempo.

Resulta más que evidente que la sanidad no se puede tomar un respiro ni por vacaciones, ni nunca. Y los que gobiernan deberían darse cuenta de ello, que el paciente es lo primero y si una persona sufre una dolencia, de cualquier tipo, su asistencia sanitaria es, cuanto menos, básica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios