Seguridad

Los robos en el campo disminuyen un 20% en Córdoba desde principios de año

  • La Guardia Civil reactiva el dispositivo para evitar las sustracciones en el agro

  • El volumen de aceituna robada se redujo un 30% en la pasada campaña

La Guardia Civil visita una finca de olivar. La Guardia Civil visita una finca de olivar.

La Guardia Civil visita una finca de olivar. / El Día

Un total de 85 personas detenidas o investigadas, 7.300 servicios desarrollados en áreas críticas y puntos clave y una caída de los delitos en casi un 20% son algunas de las cifras del balance del trabajo que la Guardia Civil ha desarrollado en la provincia de Córdoba entre enero y septiembre en aplicación de los planes establecidos para luchar contra los robos y hurtos en explotaciones agrícolas y ganaderas. Estos datos han sido ofrecidos este jueves durante la reunión celebrada en la Subdelegación del Gobierno con motivo del inminente inicio de la campaña del aceite, la principal del agro cordobés.

La Comandancia recordó que el objetivo esencial de este operativo es mejorar los niveles de seguridad y, para ello, se intensifica la presencia de patrullas para la vigilancia en caseríos, granjas, explotaciones agropecuarias, zonas de cultivo e instalaciones y depósitos de agua. Además, se establecen operativos preventivos en las franjas horarias de mayor incidencia de este tipo de delincuencia y intensifican los puntos de verificación de personas y vehículos, así como de establecimientos de compraventa de material usado.

En la provincia, además, trabajan cinco equipos ROCA, diseñados para combatir específicamente esta actividad delictiva. Y se han reforzando las labores de investigación, para lo que se ha potenciado la labor de obtención de información y la elaboración de planes de inteligencia específica sobre estos delitos por parte de las unidades de Policía Judicial, al tiempo que se ha fomentado la participación en las labores de investigación de las unidades territoriales de la Guardia Civil. El Instituto Armado ha insistido en que resulta “fundamental” la cooperación y el trabajo conjunto con el sector agrícola y ganadero, por lo que existe un “contacto permanente” con las organizaciones agrarias y los guardas rurales.

Resultado de un "intenso trabajo"

El resultado es que, en lo que va de año en comparación con el anterior, se ha producido un descenso en las infracciones penales de casi un 20%. Para la Guardia Civil, esto es resultado de un "intenso trabajo" que ha incluido más de 7.300 servicios en áreas críticas y puntos clave para la comisión de este tipo de infracciones.

Por la especial relevancia del cultivo del olivar en la provincia, la Guardia Civil ejecuta una orden de servicios específica contra los robos y hurtos de aceituna, que ya se llevó a efecto durante la pasada campaña. Se saldó con la detención e investigación de 42 personas como supuestos autores de hurtos de aceituna cometidos en fincas de la campiña cordobesa y zona Sur. El Instituto Armado, no obstante, logró reducir el número de hechos delictivos en casi un 40%. Asimismo, se redujo en más del 30% el volumen de fruto sustraído.

Durante la presente campaña, se continuará con el control de las almazaras y puntos de venta de aceitunas para dificultar que los autores de estos hechos puedan vender con facilidad el fruto robado; además, se intensificarán los contactos con las asociaciones agrarias y colectivos agrícolas para concienciar a los agricultores de la necesidad de denunciar las sustracciones.

En helicóptero y a caballo

Los servicios preventivos arrancaron en septiembre con la incorporación en misiones de vigilancia de helicópteros y unidades del escuadrón de caballería del cuerpo. También han comenzado ya las inspecciones conjuntas de los agentes y de Trabajo para detectar situaciones de trata o explotación laboral.También en el ámbito preventivo, ya se han realizado reuniones de coordinación entre ayuntamientos o mancomunidades (Lucena, Baena, Benamejí), la Guardia Civil y representantes del olivar para impulsar, entre otras medias, la necesidad de incorporar a las policías locales y a la guardería rural en labores de vigilancia.

Como novedad este año, ya es obligatorio que los productos agrícolas y forestales viajen durante el proceso de recolección amparados por el DAT (Documento de Acompañamiento al Transporte), expedido por la Junta de Andalucía para acreditar la legítima procedencia de los frutos del campo, ha recordado la Comandancia. En la reunión de ayer en la Subdelegación participaron las asociaciones agrarias Asaja, COAG, UPA, Cooperativa Agroalimentaria de Andalucía, la Asociación Cordobesa de Almazaras (Acora) y la Asociación Nacional de Entidades de Guardería (Anaguar), así como la delegada de Agricultura, Araceli Cabello y responsables de la Comandancia de la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios