EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia

Educación delimita ocho zonas para actuar contra el fracaso escolar en Córdoba

  • El programa se desarrollará en los municipios de Baena, Palma del Río, Peñarroya, Puente Genil y en la capital

Una profesora imparte clases en un centro educativo. Una profesora imparte clases en un centro educativo.

Una profesora imparte clases en un centro educativo. / El Día

El programa Impulsa contra el fracaso escolar de la Consejería de Educación podrá actuar en centros docentes de zonas desfavorecidas de cinco municipios de la provincia: Baena, Palma del Río, Peñarroya-Pueblonuevo, Puente Genil, además de la capital cordobesa. 

Los colegios e institutos tienen hasta el próximo 29 de enero para sumarse al nuevo programa cuya finalidad es paliar y prevenir el fracaso y el abandono escolar temprano del alumnado andaluz. La Consejería de Educación financiará los proyectos seleccionados. En el caso de los de innovación educativa, con un máximo de 5.000 euros y para los proyectos socio-educativos, el importe máximo a percibir por los centros será de 15.000 euros.

En el caso de Córdoba, la Junta ha señalado que serán ocho zonas las que se incluyen en este plan, de las que tres están en la capital, concretamente el Distrito Sur en su conjunto, las barriada de Las Moreras y Las Palmeras. A estas tres se suman los colegios e institutos de la zona de San Pedro en Baena, la barriada del V Centenario de Palma del Río y el municipio de Peñarroya-Pueblonuevo. Además, en Puente Genil se intervendrá en el entorno de la calle Bailén y en la zona de Juan Rejano y Francisco de Quevedo.

Este programa estará integrado en el Plan Anual de Refuerzo Educativo al igual que el Programa de Refuerzo Estival. En concreto, está dirigido a los alumnos y alumnas de quinto y sexto de Primaria y de Secundaria de zonas desfavorecidas.

El programa Impulsa tiene como objetivos principales implantar medidas que contribuyan a la permanencia del alumnado en el sistema educativo, propiciar la inclusión educativa y social mejorando así el clima de convivencia del centro y estimular en el alumnado el interés por la educación. Además, pretende desarrollar actuaciones que favorezcan la aplicación de metodologías activas y participativas que contribuyan al cambio en las prácticas docentes y que fomenten el desarrollo de las competencias clave del alumnado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios