Subbética

Las obras del cementerio musulmán de Lucena estarán finalizadas en 2021

  • Se denominará 'Al-Yussana', integrándose en el camposanto municipal de San Jorge

  • La comunidad islámica de Lucena está integrada por unas 2.000 personas

Exterior del futuro cementerio musulmán de Lucena. Exterior del futuro cementerio musulmán de Lucena.

Exterior del futuro cementerio musulmán de Lucena. / El Día

La división y el acondicionamiento de 80 unidades de enterramiento supondrán la finalización de la ejecución del cementerio musulmán de Lucena. Esta intervención consiste, fundamentalmente, en el movimiento de tierras. Es una segunda fase constructiva, aún por licitar, y que el Ayuntamiento pretende acometer durante el próximo año.

En los últimos días, ha finalizado el ciclo inicial del proyecto con la terminación de un edificio que se utilizará como depósito, una rampa de acceso y un contorno para encuadrar el recinto, integrado en el camposanto municipal San Jorge. La actuación ya terminada ha rondado los 80.000 euros de presupuesto.

La contratación reflejaba un plazo de ejecución de seis meses y la edificación, de 64,15 metros, se asienta sobre una sola planta. Entre otros servicios, incluye sala de espera, aseos y almacén.

El propósito del equipo de gobierno es dedicar una partida presupuestaria en las cuentas del 2021 a la finalización de este proyecto aprobado unánimemente, hace algunos años, por el Pleno.

El inicio del funcionamiento de este cementerio, que ocupa una superficie de 1.642,57 metros cuadrados, requiere obligatoriamente de la aprobación de un reglamento específico, que se adjuntará posteriormente, en un capítulo independiente, a la normativa general sobre este objeto.

"No va a ser un gueto"

Cesar del Espino, concejal de Urbanismo (PSOE), ha avanzado que, próximamente, el Consistorio convocará a la comunidad musulmana local con la intención de progresar en la redacción de las directrices que regirán en este espacio. En todo caso, las prácticas y las costumbres del rito, afirma Del Espino, han de concordar con las disposiciones sanitarias y la regulación de la Junta de Andalucía.

El cementerio musulmán se localiza en un extremo de la finca. El edil socialista ha remarcado que “no va a ser un gueto” y, por consiguiente, el muro que lo rodea presenta una zona expedita, sin puerta alguna “que separe o segregue”.

La gestión continuará radicada en un régimen “público y municipal” y, aunque el área reservada al protocolo musulmán “tendrá un ámbito determinado”, el Ayuntamiento ha decidido que “no esté completamente aislado ni absolutamente independiente”.

En agosto de 2018, igualmente por consenso, una sesión plenaria aprobaba denominar este cementerio como Al-Yussana, nombre solicitado por la comunidad islámica de Lucena. Hace algunos meses, el número de miembros del colectivo musulmán en la localidad ascendía a unos dos millares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios