Alto Guadalquivir

Montoro inaugura el nuevo museo dedicado a la Semana Santa

  • El espacio expositivo reabre en el antiguo comedor del colegio Nuestra Señora del Rosario

  • Entre las piezas se encuentra la antigua túnica de Padre Jesús, una obra anónima del XVIII

  • También se exhiben los negativos en cristal de imágenes destruidas en la Guerra Civil

La nueva sala expositiva, llena de público este sábado. La nueva sala expositiva, llena de público este sábado.

La nueva sala expositiva, llena de público este sábado. / T. Coronado

La localidad de Montoro cuenta desde este sábado con un nuevo recurso turístico. El Museo de la Semana Santa y Cofradías acaba de reabrir sus puertas, totalmente reformado, en el antiguo comedor del colegio público Nuestra Señora del Rosario, un traslado que ha permitido mejorar la exposición y ampliar los fondos. Las instalaciones permanecerán abiertas los fines de semana de 10:30 a 14:00.

"Estamos de enhorabuena por esta reinauguración, que permitirá ver enseres y piezas de nuestras hermandades y cofradías, conocer mejor su historia y apreciar su gran valor. Aquí se encuentra parte de la historia de nuestra Semana Santa y es una manera de destacar la tradición más importante de nuestro pueblo", ha destacado durante la inauguración el presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Montoro, Juan de Dios Simón.

La alcaldesa, Ana María Romero (PSOE), ha resaltado que este cambio "dota a nuestra ciudad de un lugar definitivo con más elementos expositivos como merece la Semana Santa de Montoro”. Ha destacado asimismo la labor realizada por su director, Pedro José Delgado, así como la generosidad de las hermandades y cofradías montoreñas “al prestar al nuevo mueso piezas que serán disfrutadas durante todo el año tanto por los habitantes de Montoro como por las personas que nos visitan". "De otra manera, estarían guardadas sin poder ser admiradas”, ha destacado.

Fue el propio Delgado quien propuso al Ayuntamiento en 2018 este traslado y, tras la aprobación por parte de la comisión de seguimiento del convenio de la iglesia de Santiago, recibió el visto bueno con el fin de establecer un museo de carácter permanente y que representara de forma digna la fiesta mayor del municipio del Alto Guadalquivir. Durante meses, se han llevado a cabo las labores necesarias para adaptar el antiguo edificio a museo, para lo que se ha cambiado por completo la iluminación general y la de las vitrinas donde se exponen piezas. Por otro lado, se acordó adaptar por completo una de las salas existentes con una vitrina especial para albergar textiles. 

Este espacio se ha convertido en uno de los "más importantes" del museo, puesto que se exponen enseres de "extraordinaria relevancia" como la antigua túnica de Nuestro Padre Jesús Nazareno, obra anónima del siglo XVIII; las sayas de Nuestra Señora de la Soledad y la Virgen de los Dolores; los antiguos estandartes de la Cofradía de la Santa Vera Cruz o la Cofradía de la Fuensanta o el conjunto más antiguo de manto y saya de la Virgen de la Cabeza. "Este espacio permitirá a las cofradías contar con un lugar adecuado para conservar su patrimonio textil, uno de los más delicados de cuantos conservan las hermandades montoreñas", ha explicado el director.

Igual importancia, destaca, tiene el espacio dedicado al palio de Nuestra Señora de la Soledad y la urna del Santo Entierro. Ambas piezas se exponen al completo junto a las cartelas talladas del paso de la dolorosa montoreña y la cruz de guía del Cristo de la Misericordia, todos elementos realizados en madera tallada. Completan este espacio distintas insignias de la Semana Santa como la del Coro de Padre Jesús o la de la Agrupación de Apóstoles. 

En toda la parte central se encuentran distintas vitrinas con enseres de las hermandades, entre las que destacan las dedicadas a trabajos de orfebrería como la diadema de la patrona, la corona de salida de la Soledad o los antiguos faroles del siglo XIX del Cristo de las Penas. Frente a estas, se encuentran ubicadas las vitrinas dedicadas a elementos realizados en madera tallada, donde destacan las figuras de las capillas del palio de Consolación y Esperanza, cuyo frontal también se expone en el museo, o un antiguo templete en madera dorada de fines del siglo XIX procedente de la parroquia del Carmen. 

Un espacio para las cofradías de gloria

El conjunto lo completan tres vitrinas temáticas dedicadas a las cofradías de gloria, a la música en la Semana Santa y una vitrina con distintos elementos singulares y característicos como todas las medallas de las cofradías montoreñas, el pebetero de Jesús Nazareno o los llamadores de la Cofradía de la Borriquita

El patrimonio documental también ocupa un lugar destacado, con varias vitrinas donde se exponen piezas de gran interés histórico como los negativos de cristal de varias imágenes destruidas durante la Guerra Civil, las fotografías más antiguas de la procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno o documentos más curiosos como uno de inicios del siglo XX donde se conservan distintas muestras de tela para confeccionar los uniformes de la antigua banda municipal. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios