priego de córdoba

La mitad de los municipios andaluces ha perdido población en el siglo XXI

  • Alcaldes y técnicos abordan el problema del éxodo en los núcleos rurales en una jornada de la FAMP

  • Mármol reclama una "financiación local justa" que comprenda los diseminados

Maximiano Izquierdo, Juan Pérez, José Manuel Mármol, Isaura Leal y Francisco de Paula Algar, durante la inauguración. Maximiano Izquierdo, Juan Pérez, José Manuel Mármol, Isaura Leal y Francisco de Paula Algar, durante la inauguración.

Maximiano Izquierdo, Juan Pérez, José Manuel Mármol, Isaura Leal y Francisco de Paula Algar, durante la inauguración. / l. serrano

"El diagnóstico sobre la despoblación es desalentador". Así lo advirtió ayer el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, en el transcurso de una jornada celebrada en el jardín micológico La Trufa, en Priego de Córdoba, para abordar la pérdida de población en las zonas. Y es que los datos recopilados por la FAMP son contundentes.

Las zonas escasamente pobladas -con menos de 50 habitantes por kilómetro cuadrado-, ocupan el 65,92% del territorio andaluz mientras que el 14,36% del territorio está muy escasamente poblado, ya que 73 municipios están por debajo de ocho habitantes por kilómetros cuadrados. Además, aproximadamente el 70% de los municipios andaluces (534) han perdido población con respecto al año 1960, así como la mitad de los municipios andaluces, 389, está perdiendo población en el siglo XXI. Además, el 90% de ellos son municipios rurales de menos de 5.000 habitantes. Y por eso, "es urgente pasar de las palabras a los hechos", como se puso de manifiesto en las conclusiones.

El 90% de los pueblos de la comunidad tiene un censo inferior a los 5.000 habitantes

El encuentro, organizado por la FAMP, contó con la colaboración del Ayuntamiento de Priego de Córdoba, la Mancomunidad de Municipios de la Subbética Cordobesa, la Consejería de Hacienda y Administración Pública, a través del Instituto Andaluz de Administración Pública, el Gobierno de España y la federación española.

Para Rodríguez Villalobos, el envejecimiento de la población "es una gran preocupación en el mundo rural", por lo que la Política Agraria Comunitaria (PAC) "está fomentando el relevo generacional y el empleo femenino". "Han sido las políticas de innovación e investigación las que han promovido un mayor número de iniciativas para gestionar los desafíos demográficos, casi siempre centradas en el envejecimiento", agregó.

Señaló que "el diagnóstico de la despoblación es desalentador", de tal manera que "desde la FAMP hemos creado un grupo de trabajo para luchar contra este problema en Andalucía". "Trabajaremos desde lo local, con las diputaciones provinciales, el Gobierno de España, la Junta, la FEMP; y en Europa, con el Comité de las Regiones y el propio Parlamento Europeo", enfatizó.

El alcalde de Priego de Córdoba, José Manuel Mármol (PSOE), resaltó el interés que tiene para su municipio acoger esta jornada, ya que en la localidad "se han perdido 1.000 habitantes en los últimos siete años", toda vez que insistió en la necesidad de lograr una "financiación local justa con los municipios pequeños y que tengan núcleos diseminados", como es el caso de Priego. También se precisa, a su juicio, una "voluntad de trabajo conjunto entre las diferentes administraciones públicas para evitar la sangría de la despoblación".

Frente a ello, según ha concluido, "no existen resultados milagrosos a corto plazo, sino trabajar para provocar un cambio en la tendencia que está vaciando la España del interior". Destacó el dato de que, durante 2017, 65 de los 75 municipios de Córdoba sufrieron pérdida de habitantes en sus censos.

Por otra parte, la comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfico, Isaura Leal, destacó "el interés manifestado por la Junta para tener una participación activa en el grupo institucional", junto a todas las comunidades autónomas y las entidades locales, para la elaboración de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico. Ésta persigue "garantizar que todos los andaluces, así como toda la ciudadanía española, accedan y reciban los mismos servicios públicos y tengan las mismas oportunidades en condiciones de igualdad, vivan donde vivan".

El presidente de la Mancomunidad de La Subbética y alcalde de Lucena, Juan Pérez (PSOE), defendió por su parte que "el trabajo contra la despoblación se tiene que vertebrar como una política de Estado en la que se involucren todas las administraciones públicas y también la Unión Europea". Y, para ello, consideró "imprescindible" crear medidas legislativas, asignar mayores recursos financieros y que, además, "las entidades locales lideren esta lucha ya que son las gestoras y los actores principales para combatir la despoblación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios