Campiña Sur

La Rambla celebra el 300 aniversario de la Hermandad de la Expiración

  • Miles de personas se echan a la calle para presenciar la procesión extraordinaria del Cristo de la Expiración y María Santísima de los Dolores en una noche muy cálida de otoño 

El Cristo de la Expiración, esta noche en La Rambla. El Cristo de la Expiración, esta noche en La Rambla.

El Cristo de la Expiración, esta noche en La Rambla. / Gabi Páez

La localidad de La Rambla se ha volcado este sábado con la celebración del 300 aniversario de la Hermandad de la Expiración. Miles de personas llegadas desde toda la comarca de la Campiña Sur han llenado las calles en una tarde de octubre muy calurosa, con más de 30 grados en los termómetros, para presenciar la procesión extraordinaria del Cristo de la Expiración y la Virgen de los Dolores, dos imágenes hacia las que los rambleños sienten gran devoción.

Los actos empezaron en torno a las 18:30, con la salida de los titulares hasta la plaza del Convento, donde se ha celebrado una multitudinaria misa que ha presidido el vicario de la Diócesis y hermano de la cofradía, Antonio Prieto Lucena. A continuación, las dos tallas han sido llevadas en procesión por las calles del casco urbano hasta su sede, La Trinidad.

Son muchos los vecinos que se han sumado a este 300 aniversario y, como había animado la hermandad, de decenas de balcones han ondeado colgaduras en color granate con el escudo de la Expiración. En el cortejo han participado más de 50 mujeres vestidas de negro con mantilla acompañando a la Virgen.

Además, ha habido representación de cofradías de otros municipios, como Montalbán, mientras que las hermandades de gloria y penitencia de La Rambla se han sumado al cortejo con sus guiones y báculos. La hermana mayor, Maribel Aguilar, ha estado acompañada por sus antecesores, entre ellos el actual alcalde, Jorge Jiménez. Policías locales con el traje de gala han escoltado el paso del Cristo. 

El itinerario definitivo ha sido Guevara, Iglesia, plaza de la Constitución, Nueva, plazuela de San Lorenzo, Puerta, Rejanas, Olivar, Empedrada, Fernán Gómez, Rabadanes, Llano la Estrella y Trinidad, para llegar finalmente a la plaza del Convento y despedirse de los fieles en la iglesia de la Santísima Trinidad.

El Cristo, una imponente talla barroca, es una de las más queridas en el municipio. De origen incierto, en la década de los 80 del pasado siglo se halló una escritura de compra de los Trinitarios por parte del matrimonio Íñigo de Gárate y su esposa en 1636. La familia estaba muy vinculada a Sevilla y a Lima (Perú), por lo cual se creía que podrían haber encargado la talla a Sevilla, lo que la aproximaba al círculo de Juan de Mesa.

Otra teoría aparece en la historia trinitaria de 1684 del padre Domingo López, donde se dice que la capilla se adornaba con santos de la orden. Daba a entender así que procedería de Granada.

La Hermandad de la Expiración y María Santísima de los Dolores se fundó el 27 de enero de 1719 como cofradía asistencial, dedicada a la devoción y rezo del rosario; fue a finales del siglo XVIII cuando se convirtió en cofradía penitenciaria.

En la actualidad procesiona el Viernes Santo a los sones de la Agrupación Musical Santísimo Cristo de la Expiración, que ayer la acompañó en la salida extraordinaria junto a componentes de la agrupación musical Nuestro Padre Jesús Nazareno y miembros de la banda de cornetas y tambores de la Humildad y Soledad de La Rambla-Santaella. Mientras, el palio se ha mecido con la música de la Unión Musical Rambleña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios