puerto del calatraveño

¿Dónde están los grandes proyectos?

  • Los ayuntamientos encaran la recta final hacia las municipales con prisas por la necesidad de presentar como aval iniciativas desarrolladas este mandato que, a decir verdad, escasean

El consejero de Fomento, Felipe López, el viernes en Peñarroya-Pueblonuevo. El consejero de Fomento, Felipe López, el viernes en Peñarroya-Pueblonuevo.

El consejero de Fomento, Felipe López, el viernes en Peñarroya-Pueblonuevo. / el día

En menos de lo que uno tardaría en leerse la tesis doctoral del presidente del Gobierno o antes de que cualquier universidad desmienta el curriculum de otro líder político, empezará la carrera hacia las elecciones municipales. Eso es, en tres, dos uno... Es el momento, por tanto, de recontar, buscar avales, presumir de trabajo bien hecho, de proyectos. Vienen por delante semanas de cortes de cintas inaugurales y de colocaciones de primeras piedras, aunque en la mayoría de los municipios los alcaldes se tendrán que conformar con inaugurar calles, acerados, rotondas o parques infantiles.

¿Adónde han ido a parar los grandes proyectos del mandato? Si alguna vez los hubo, claro está. Es la incógnita que en muchos municipios deberán resolver en los próximos días, al tiempo que los operarios rematan pequeños tramos de carril bici y terminan de adoquinar cualquier plaza.

Muchos regidores se tendrán que conformar con inaugurar aceras, calles y rotondas

Este viernes pasado, sin ir más lejos, el consejero de Fomento, Felipe López, visitaba las obras de rehabilitación del Ayuntamiento de Peñarroyo-Pueblonuevo, cuyas trabajos comenzaron el pasado mes de junio y estarán concluidos a finales de 2019 tras una inversión de 3,13 millones de euros. Es el proyecto estrella del actual equipo de gobierno, presidido por el socialista José Ignacio Expósito, que llegará la cita con las urnas con el Consistorio patas arriba. El Ayuntamiento está también pendiente de la declaración del Cerco Industrial como Bien de Interés Cultural (BIC), un reconocimiento clave para su recuperación como destino turístico. Pero el tic tac del reloj avanza sin que los vecinos vayan a ser testigos, tampoco en este mandato, de la llegada de los turistas.

Porque esa es, en general, la tónica en los municipios cordobeses, una permanente situación de espera que alcaldes y concejales se empeñarán en revestir con oropeles como aval para las elecciones. En Palma del Río, por ejemplo, llevan años aguardando un hospital que dé servicio a toda la comarca. El proyecto dispone ya de financiación y se encuentra encaminado, como se comprometió el alcalde palmeño, José Antonio Ruiz Almenara, aunque aún queda mucho para que sea una realidad tangible para los vecinos. Ruiz Almenara, por cierto, será el único regidor de los municipios cordobeses de más de 20.000 habitantes que no repetirá como candidato, por lo que será la número uno de la lista, la ahora concejala Esperanza Caro de la Barrera, quien se pasee por los terrenos del futuro complejo hospitalario en los próximos meses para presumir de herencia recibida.

Mientras en Aguilar de la Frontera siguen esperando el parque agroalimentario como a Mr. Marshall, en la cercana Montilla los vecinos conviven desde hace meses con las obras que el Ayuntamiento desarrolla para mejorar con rotondas la seguridad y el tráfico rodado en distintos nudos circulatorios, una solución que ya proliferó en la anterior etapa, con el PP en la Alcaldía. No hay duda de la necesidad que había de regular la travesía de la antigua carretera N-331 a su paso por la barriada de la Toba, como es indiscutible lo perenterio de ordenar el cruce con la carretera de Espejo, aunque hay quien se pregunta cuándo abrirá el Castillo del Gran Capitán como museo o cuándo continuarán las obras de la Ronda Norte de circunvalación, grandes proyectos que siguen pendientes después de tres años de gestión.

Más al Sur, en Cabra, el Ayuntamiento acaba de culminar la recuperación del parque Alcántara Romero, una de los jardines históricos de la provincia, pero el gran proyecto de la localidad, la recuperación del río Cabra, presupuestado y con financiación millonaria del Gobierno central, todavía está pendiente. Tal vez se conozca algún avance en los próximos meses, claro está, cuando la cita con las urnas esté más próxima. Habrá que esperara unas semanas.

En la misma comarca de la Subbética, en Lucena, hay varios proyectos que empiezan a parecer de realidad virtual. Uno es el nuevo palacio de justicia, cuya licitación está prevista para este mes de septiembre con un coste de 4,5 millones. Y el otro es el complejo sanitario, un compromiso del alcalde, Juan Pérez, con la ciudad pese a no ser competencia municipal. En Puente Genil aún está pendiente la mudanza al nuevo cuartel y en Baena poco se sabe del balneario del Castillo. Hay quien tomará nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios