añora

La gloria del Olimpo es un adoquín

  • Un millar de personas participa en las Olimpiadas Rurales de Los Pedroches que se disputan este fin de semana

  • 'el Día' sigue los pasos de los Peinaovejas, farolillo rojo de la competición

Carrera de sacos. Carrera de sacos.

Carrera de sacos. / reportaje gráfico: sánchez ruiz

Si se miran desde lejos, las Olimpiadas Rurales de Los Pedroches son una especie de serpiente multicolor que se mueve con velocidad por las calles de Añora. A lo largo de todo el fin de semana, casi un millar de olímpicos procedentes de rincones de toda España e incluso de la lejana China se disputarán el Trono de Juegos, uno de los títulos más preciados que se disputan en esta comarca del norte de Córdoba.

Y sobre ese trono pesa una pequeña tradición: hasta ahora, en las diez ediciones anteriores, ningún equipo ha sido capaz de repetir el entorchado y conseguir doblete. ¿Será capaz El Cantarete, uno de los equipos favoritos, de lograrlo este año? Mimbres tienen, pero está claro que hasta que se conozca el ganador del más preciado adoquín del planeta la disputa por conseguir la victoria promete grandes emociones.

Pero en las Olimpiadas Rurales hay otra liga: la de los cascarones de huevo. Se trata de esos equipos que no tienen plaza asegurada para próximas ediciones y que compiten, básicamente, por no descender. Para ellos, la cita tiene algo menos de presión que para el resto y se centran, por encima de todo, en disfrutar de una experiencia única. Aunque, claro, el premio de mantenerse como equipo fijo es grande y para lograrlo pondrán toda la carne en el asador.

Son ocho los equipos que comparten esta tesitura en la edición del presente año. Ocho equipos para lograr la única plaza que los convertirá en equipo perenne de las Olimpiadas Rurales en el futuro. Y uno de esos equipos son los Peinaovejas, ganadores morales del décimo aniversario, pero farolillo rojo de la clasificación. Para la historia quedará la imagen de 11 miembros del equipo en una comba en la que, según la normativa olímpica, sólo pueden hacerlo diez competidores. El listón estaba alto.

Junto a su tradicional batucada, los Peinaovejas llevan este año a Añora un renovado espíritu competitivo y ganas de conseguir esa ansiada plaza fija en futuras ediciones de las Olimpiadas Rurales. Pero, además, este equipo ha conseguido traer al olímpico de procedencia más lejana de las 11 ediciones de este evento único: Benito Chang, que llega al norte de Córdoba nada más y nada menos que desde China.

Su capitana es Rosa, de Pozoblanco. Se trata de la segunda edición en la que participa, las dos con Peinaovejas. Cuenta que "forman un grupo maravilloso, muy divertido y que lo da todo con su batucada". Sobre la prueba favorita de su equipo, recuerda lo ocurrido con la comba el pasado año, y asegura que "han entrenado bien para que este año no vuelva a suceder".

Otro de los miembros de los Peinaovejas es Faustino, también de Pozoblanco, que, al igual que Rosa, deja claro que el objetivo del equipo es "conseguir la plaza". Son sus segundas Olimpiadas Rurales y bromeó con que "el lema del equipo es del 48 al 1", aunque sería "maravilloso conseguir ser los primeros de todos los equipos cascarón de huevo".

Desde Mondragón, en el País Vasco, llega Itsaso para formar parte de la plantilla de los Peinaovejas. Son sus primeras Olimpiadas Rurales, pero ya venía algo avisada por sus amigos de todo lo que se iba a encontrar en su visita a Añora. "Vivirlo es algo diferente a verlo por YouTube", asegura Itsaso, que viene a "pasarlo bien, sin ninguna expectativa". Como curiosidad, esta olímpica vasca fue la encargada de bailar la jota noriega, que ha preparado "gracias a los vídeos y a los ensayos de los últimos días" con su compañero de danza.

Benito Yang, el olímpico chino que participa por primera vez, se mostró "muy contento" después de participar en los mizos, los tiraores y la soga, que es su "favorito". El miembro más internacional de los Peinaovejas se mostró encantado de estar en Añora gracias a "sus amigos", que son los que le invitaron a participar en la undécima edición de las Olimpiadas Rurales de Los Pedroches.

Los Peinaovejas disfrutaron al máximo del segundo día de Olimpiadas Rurales en Añora. Y lo disputaron. Para su historia como colectivo pasará la victoria en su ronda en la carrera de sacos, ampliamente celebrada por los 20 miembros del equipo y todos sus acompañantes. Así, prueba a prueba, el equipo continuó en su lucha por mejorar y conseguir esa ansiada plaza fija que les permita estar cada año en esta cita única e imprescindible de la comarca de Los Pedroches.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios