Puerto del Calatraveño Un poco de ecología para todos

  • El anuncio de que puede que Biocórdoba no se celebre este año desvela la falta de sintonía entre las administraciones implicadas cuando el sector no ha dicho ni pío hasta la fecha

Asistentes a una de las actividades de Biocórdoba del año pasado. Asistentes a una de las actividades de Biocórdoba del año pasado.

Asistentes a una de las actividades de Biocórdoba del año pasado. / El Día

Resulta que Córdoba es la tercera provincia en número de operadores ecológicos, con algo más de 2.000, y líderes en las cifras de cabaña ganadera, con más de 131.000 cabezas. Son meros datos que, no obstante, ponen de manifiesto la importancia de este sector al que, supuestamente, cada vez se van incorporando más personas, pero no sólo productores, sino también consumidores.

Pues bien, eso de la ecología no es una moda pasajera, sino un sector que llega hasta la comercialización de ropa, que se lleva mucho también. Y, Córdoba resulta que es un referente en esto de la producción de estas características que está libre de utilizar cualquier químico. Vamos, la agricultura básica de toda la vida que da productos con sabores y olores que muchos dábamos por perdidos.

Pues bien, resulta también que Córdoba cuenta con su propia feria desde hace más de dos décadas. Se trata de Biocórdoba, una muestra, que según reza en su página web y con la información del año pasado, es “un lugar de encuentro de la alimentación ecológica andaluza, líder en producción ecológica con el 48% de la superficie certificada en España y el 7,5%”.

En todos estos años, la feria se ha ido celebrando sin ningún tipo de problema en su organización y, en ella se han dado cita productores, distribuidores, especialistas y consumidores, que convierten a Córdoba en un gran escaparate para la agricultura ecológica, y en el que, al igual que el año pasado, se hicieron catas de agua de grifo –sí, fue cierto– y también se dieron nociones para cocinar malas hierbas. Y todo ha sido así, hasta que el pasado jueves la consejera de Agricultura, la popular Carmen Crespo, y el alcalde de la capital, el también popular José María Bellido, pusieron en duda la celebración de la muestra este año.

Mientras que Crespo incidía en la necesidad de dar una mejor promoción a los productos ecológicos de la provincia, Bellido sostenía que había que “repensar” su celebración y que no habían tenido contacto con los organizadores para abordar su puesta en marcha. Y, claro, en laDiputación –que es una de las entidades, junto con Ecovalia, que, por cierto, es la gran promotora, que se encargan del desarrollo de la muestra– se dieron por aludidos y no tardaron en responder.

Este tipo de producción necesita una mayor promoción en Córdoba

En este caso, tomó la palabra el presidente de la institución provincial, Antonio Ruiz, que a través de un comunicado mostró su sorpresa por las declaraciones de ambos dirigentes populares, que quizá se han pasado de frenada en este aspecto y han hecho estas declaraciones sin pensar en las consecuencias para este sector tan importante de la economía cordobesa, que logra reunir en su feria a centenares de productores de toda Andalucía y consiguen, además, nuevos acuerdos comerciales con la venta de sus productos. Así, Ruiz ha señalado ya que va a convocar con carácter de urgencia –por cierto, que estamos en verano y agosto está a la vuelta de la esquina, por aquello de que el próximo mes es inhábil para muchas cosas – a los organizadores de la muestra para ver qué pasa al final. Y Ruiz, además, ha sido claro al asegurar que la feria se ha celebrado todos estos años “con todas las administraciones, independientemente del color político”.

Por ello, mientras que unos defienden hacer una “repensada” a la feria, otros insisten en que se debe celebrar, pero en el fondo está quién se lleva el protagonismo político, cuando realmente los actores principales de esta trama son los agricultores y ganaderos que en su día apostaron por pasarse al lado ecológico de las cosas.

Eso no quita para no reconocer que es necesario que este tipo de producción tenga una mayor promoción y que las administraciones se tengan que volcar en un nicho de mercado del que se lleva hablando mucho de él, pero que no acaba de explotar en demasía en Córdoba y que, además, los productos sean un poco más asequibles y competitivos para el bolsillo de todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios