Provincia

La mujer rural reivindica ocupar su propio espacio en el sector empresarial

  • Una jornada da a conocer los negocios que han creado varias emprendedoras y su trayectoria en la provincia

Lourdes Arroyo, Vicenta Clemente, María José Lozano e Isabel Romero, en el Centro de Visitantes de Córdoba. Lourdes Arroyo, Vicenta Clemente, María José Lozano e Isabel Romero, en el Centro de Visitantes de Córdoba.

Lourdes Arroyo, Vicenta Clemente, María José Lozano e Isabel Romero, en el Centro de Visitantes de Córdoba. / Juan Ayala

“Ya es hora de que escuchen a las mujeres. Hemos sido empresarias y hemos sacado adelante los negocios”. Quien hace esta afirmación es Vicenta Clemente, gerente de Frutas Roque, una empresa cordobesa que puso en marcha su padre y que ella a sus 70 años sigue gestionando. “Estoy feliz con mi trabajo, no me he jubilado y tengo 16 personas a mi cargo”, asegura.

La niñez de Vicenta se truncó a los diez años, cuando su padre decidió sacarla del colegio porque “tenía que ayudar”. Y, así, a esta temprana edad se puso a trabajar hasta que con 41 años y, tras la jubilación de su padre decidió fundar su propia empresa, que comenzó con un par de módulos en Mercacórdoba –en la capital cordobesa–, junto a su cuñado, su marido y “un chico”. Ahora, el negocio cuenta con el apoyo de sus dos hijos y al echar la vista atrás recuerda que cuando comenzó “los compañeros te miraban con recelo”.

Vicenta es una de las mujeres que ayer celebró el Día Internacional de la Mujer Rural, en un acto que tuvo lugar en el Centro de Recepción de Visitantes de Córdoba –organizado por el Instituto Andaluz de la Mujer y Mercacórdoba–, y que contó con la asistencia de empresarias como María José Lozano, mayorista especializada en patatas.

María José empezó a los 18 años con su padre llevando a cabo labores de administración, pero a los tres años lo dejó, según expone, “por incompatibilidad con el socio de mi padre”. En 1991, ya con Mercacórdoba en marcha, volvió al negocio y ahora es la encargada de este negocio familiar, en el que “envasamos nuestras propias patatas desde agosto”. María José defiende el trabajo de la mujer rural, a la que define como “fuerte y que sirve para todo”. “Somos capaces de todo en un mundo de hombres”, subraya.

Donde también se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer Rural ha sido en Pozoblanco, donde el Ayuntamiento ha organizado una actividad protagonizado por cuatro de las concejalas que forman el actual equipo de gobierno municipal.

Inmaculada Reyes, concejala de Igualdad, ha sido la encargada de dar la bienvenida y de manifestar el compromiso del Consistorio pozoalbense en defensa de las mujeres y del mundo rural. Reyes, junto a las también concejalas Anastasia Calero, María Fernández y Lola García, ha leído posteriormente un manifiesto elaborado para esta jornada especial, que comenzó a celebrarse en 1995, y en el que el Consistorio ha reconocido la decisiva labor que han tenido las mujeres “en la construcción del Pozoblanco que hoy conocemos” y de la comarca de Los Pedroches.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios