Provincia

El déficit municipal obliga a plantear hasta dos planes de saneamiento

  • El primero de ellos conlleva la solicitud de un préstamo bancario para hacer frente a facturas pendientes de 2008

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Puente Genil deberá elaborar un plan de saneamiento como consecuencia del déficit que ha arrojado la liquidación del presupuesto de 2008 y que asciende a 1,5 millones de euros, lo que supone un 3% de las cuentas locales del año pasado. Según explicó la concejala de Hacienda, Asunción Gallego (IU), este plan de saneamiento, que se presentará en el pleno del próximo mes de julio, "deberá contemplar una previsión de los gastos e ingresos de los ejercicios de los próximos seis años e implicará la firma de préstamo por 1,5 millones de euros". Con el dinero del crédito bancario "se hará frente al pago de facturas pendientes desde 2008 en adelante -unos 100.000 euros- y se podrá amortizar de forma anticipada una operación de tesorería, que se realiza cada año, al objeto de agilizar los pagos a proveedores", añadió la edil de Hacienda.

Según Gallego, han sido varios los factores que han influido para que en 2008 se produzca un desequilibrio entre los gastos e ingresos. Así, en el capítulo de gastos la concejala citó "los incrementos no esperados de los tipos de interés o las subidas experimentadas por el combustible y la energía eléctrica". En cuanto al descenso en los ingresos, se ha producido por la menor participación de los ayuntamientos en los ingresos del Estado -que en el caso de Puente Genil ha supuesto 300.000 euros menos-; la carencia de patrocinadores para las actividades culturales y deportivas; el descenso en las recaudaciones por el Impuesto de Obras y Construcciones (ICIO) y por licencias urbanísticas, entre otras.

Además, las cuentas de 2008 también han incurrido en inestabilidad presupuestaria por una cuantía de 2.060.000 euros. Este hecho también motivará la elaboración de otro plan de saneamiento en el plazo de tres meses aunque diferente al anterior, pues en este caso "el Ayuntamiento dispondrá de tres años para encontrar la estabilidad, aunque para ello no necesitará solicitar ningún préstamo, ya que el desequilibrio entre algunos capítulos de ingresos y gastos se producen por un desajuste en el tiempo de las contabilidades", dijo Gallego.

De otro lado, en el último pleno se aceptó la incorporación de dos nuevos proyectos para financiar con los Planes Provinciales en el bienio 2010-2011. Así, a la prevista instalación de una depuradora en la aldea de La Mina (111.122 euros), también se incorporará la mejora y acondicionamiento de las rotondas del casco urbano (501.744 euros) y la dotación de juegos infantiles en las plazas de Ricardo Molina y la existente delante del edificio de La Jabonería.

300.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios