Diputación

Las defensas plantean "acciones" contra los denunciantes del 'amaño' en el Consorcio

  • Los abogados lamentan los "perjuicios morales" causados y estudian solicitar el pago de las costas

Bienvenida a los opositores en la Diputación de Córdoba. Bienvenida a los opositores en la Diputación de Córdoba.

Bienvenida a los opositores en la Diputación de Córdoba. / El Día

Han sido 18 meses de una investigación compleja, con numerosas pruebas, más de 20 imputados y un expediente que ha sumado varios miles de folios. El Juzgado de Instrucción número 4 dictaba este martes el sobreseimiento provisional de la causa por el presunto amaño de las oposiciones a bombero de la Diputación de Córdoba, una causa que ha quedado reducida de una "auténtica confabulación de autoridades y aspirantes" a un simple conjunto de “rumores o suposiciones” que ninguna prueba ha demostrado.

Llega ahora el turno de las defensas, que plantean "ejercer acciones" no solo por los "gastos" derivados de los abogados y procuradores, sino por los "perjuicios morales" causados a los investigados durante estos meses, entre ellos los técnicos que formaron parte del tribunal de la oposición, funcionarios y bomberos interinos. Fuentes de las defensas han explicado que las acciones planteadas incluyen desde iniciar un nuevo pleito por un presunto delito de denuncia falsa hasta una indemnización por la vía civil. 

La vía más probable, en todo caso, es solicitar al propio juzgado de instrucción que imponga a los querellantes el pago de las costas de los denunciados. Se trata de una medida legal que en el Derecho Penal se reserva a situaciones en que la acusación actúa "de manera temeraria y con absoluto desprecio a la verdad", un supuesto que en este caso, apuntan fuentes de la defensa, podría considerarse.

Entre los letrados que durante estos 18 meses han ejercido la defensa cunde una sensación general de "indignación" resultado de que, tras una investigación que consideran "muy rigurosa y exhaustiva", habría quedado "claro" que "ninguna de las afirmaciones vertidas en la denuncia y en las posteriores declaraciones es cierta". Esto se ha traducido en una "enorme pérdida de recursos" por parte de la Administración de Justicia, aparte de en los "perjuicios morales" de los investigados.

Según el auto judicial, “no se ha podido acreditar en modo alguno la existencia de un grupo de trabajo que tuviera por cometido preparar el proceso selectivo en las condiciones más favorables posibles para asegurar la aprobación de la oposición por los interinos”, como denunció el grupo de aspirantes que no aprobó. “No contamos sino con rumores o suposiciones, que incluso han ido variando a tenor de las resultas de la investigación”, señala el auto, que añade también que una “clara muestra” de ello es que el pretendido acta notarial que un querellante presentó como prueba “pasa de ser del cuestionario teórico a la prueba psicotécnica”.

Reunión informal en otoño de 2015

La resolución judicial recuerda que la supuesta trama arrancaría en una reunión informal de bomberos interinos en otoño de 2015, en la que habrían aparecido el gerente y la entonces vicepresidenta del Consorcio, la dirigente socialista Dolores Amo. Los querellantes, que en un momento de la causa llegaron a prestar declaración como imputados, insistían en la denuncia “de forma vehemente” en que en la reunión los dirigentes habrían referido “que darían todo tipo de facilidades para conseguir el objetivo”.

El auto determina ahora que, “incluso acudiendo a la versión aportada por testigos presenciales no investigados se constata, en la mejor de las hipótesis de la acusación, una actitud tibia o ambigua”. Así, se habría hablado de que superar la oposición era “una cuestión de codos y músculo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios