EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia

La cuenta con firmas falsas de la Caja Rural se abrió sin permiso de Almazaras

  • Dos responsables de la entidad coinciden en que desconocían que para la apertura de la cartilla hiciera falta el acuerdo del consejo de administración

El ex director de la oficina de la Caja Rural en Fuente Tójar y el jefe de área de Negocio de esta entidad en Córdoba coincidieron en su declaración ante el juez de Priego. Según información de la Asociación de Afectados de Almazaras de Priego (Almazeite), estos dos cargos -que acudieron citados ante el juez en calidad de testigos- afirmaron que la cuenta que se abrió a nombre de esta cooperativa olivarera de segundo grado con firmas falsas -según un informe de la Guardia Civil- se hizo sin la acreditación del acuerdo por parte del consejo rector de Almazaras de Priego, algo preceptivo, según la legislación.

El ex director de la sucursal de la Caja Rural en Fuente Tójar, F. M. M. A. aseguró ante el juez que desconocía que fuera necesario el acuerdo del consejo rector y que por eso no solicitó el certificado a la hora de abrir la cuenta. Por su parte, el jefe del área de Negocio, R. Z. M., reiteró que también desconocía que hiciera falta este acuerdo y que a posteriori ha comprobado que tampoco se solicitó para la apertura de otra cuenta bancaria a nombre de Almazaras de Priego en la sucursal de la Caja Rural en Almedinilla.

El juez abrió diligencias para investigar un presunto delito de falsificación después de comprobar -durante la investigación del supuesto fraude en la compraventa de aceite de oliva de Almazaras de Priego- que la cartilla de Fuente Tójar había sido abierta con las firmas falsificadas del presidente y el tesorero de esta entidad. En siete meses, esta cuenta llegó a registrar unos movimientos cercanos a los 21 millones de euros.

Según informó Almazeite, el ex director de la oficina de Fuente Tójar también declaró que dejó las cartulinas del contrato de apertura en la sede de Almazaras y que por tanto no estuvo presente en el momento de la firma, aunque reiteró en varias ocasiones que posteriormente comprobó las firmas con el DNI y que estas coincidían.

Por su parte, y siempre según la información de Almazeite, el jefe de área de Negocio de Caja Rural en Córdoba reveló al juez que lo llamaron para informarle que existía un descontento por parte del presidente de Almazaras de Priego por la apertura de una cuenta bancaria en Fuente Tójar cuando ya existía otra en Almedinilla. Entonces, se reunió con el presidente y este le comentó que no recordaba haber firmado la apertura de la cuenta en Fuente Tójar. En la reunión, el responsable de Caja Rural se comprometió a remitirle la documentación sobre esta cartilla. Después, y cuando la recibió, el presidente de Almazaras se mostró conforme para seguir operando a través de esta cuenta. El próximo viernes pasará ante el juez como imputado el corredor de aceite Baldomero R.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios