Provincia

Las cooperativas superan el techo de los 1.200 millones de euros en facturación

  • El aceite de oliva representa más del 41% del volumen de negocio, aunque la producción se ha reducido en unas 269.000 toneladas

  • El sector pide mantener el presupuesto de la PAC

Francisco Zurera y Rafael Sánchez de Puerta, ayer en la asamblea de Cooperativas Agro-alimentarias. Francisco Zurera y Rafael Sánchez de Puerta, ayer en la asamblea de Cooperativas Agro-alimentarias.

Francisco Zurera y Rafael Sánchez de Puerta, ayer en la asamblea de Cooperativas Agro-alimentarias. / el día

Nuevo récord para las cooperativas agroalimentarias cordobesas. Su facturación a lo largo del año pasado superó la barrera de los 1.200 millones de euros, una cifra histórica y que ayer se puso de manifiesto en la asamblea general de Cooperativas Agro-alimentarias de Córdoba, que agrupa a un centenar de entidades. Se trata de una cuantía que lejos de aumentar sigue creciendo de manera exponencial en los últimos tres años en Córdoba y que en comparación con el ejercicio de 2016 representa un aumento del 2%. El presidente de la organización, Rafael Sánchez de Puerta, destacó ayer la importancia de esta cuantía y del crecimiento del sector agrario. A su juicio, el del cooperativismo es un sector que crece y destacó que ahora "el agricultor no puede ser sólo un productor de materia prima y cada vez tiene que tener más participación en la comercialización". Añadió que "a los que son pequeños y medianos agricultores o ganaderos eso sólo se lo permite el modelo cooperativo". "Cada vez se está desterrando más la imagen del agricultor que se limitaba a producir y ahora está más ligado a la comercialización, a una agricultura más moderna", consideró.

Sánchez de Puerta también destacó que el sector del aceite de oliva es que más ingresos ha reportado a las cooperativas, ya que representa más del 41%. No obstante, en relación al ejercicio 2016-2017, la producción se redujo ligeramente hasta situarse en unas 269.000 toneladas, y se vio acompañada de una elevación de los precios, por encima de los tres euros el kilo, que se mantuvieron en el inicio de la campaña 2017-2018.

En su intervención, lamentó que el Ministerio de Economía y Hacienda haya mantenido los rendimientos estimados para el aceite de oliva cordobés en el 26% a efectos de la declaración del IRPF 2017. "Ello supone un agravio comparativo respecto a otras provincias y zonas limítrofes, como Jaén y Sevilla, en las que sí se ha tenido en cuenta el descenso de la producción como consecuencia de la sequía y el indicador se ha reducido al 18%", añadió.

Sánchez de Puerta también destacó la mejora de las cotizaciones en el sector citrícola, debido, entre otros factores, a la apertura de nuevos mercados, como China y Corea, así como el aumento de la producción media de los cereales. "No obstante, las cifras récord de las existencias mundiales provocaron la reducción del valor de la cosecha", afirmó.

Respecto a los sectores ganaderos, que representaron aproximadamente el 30% de la facturación, el presidente aludió al sector lácteo, segundo en importancia tras el aceite de oliva, siendo Córdoba la provincia que representó en 2017 un mayor incremento del censo, aglutinando más del 60% de las vacas lecheras andaluzas, y cerrando el año con una mejora generalizada en la rentabilidad de las explotaciones.

No se olvidó tampoco de aludir a las condiciones meteorológicas del pasado ejercicio, "el tercero de una sequía importante, en el que tuvimos una reducción en cosechas, pero en el olivar vino acompañado por unos precios aceptables que nos permitió mantener el nivel de renta". Reconoció también que uno de los sectores que más preocupan ahora es el del cereal "porque el campo se está transformando de una forma rápida, la superficie que se está orientando a otros cultivos y provocando problemas adicionales". Sánchez de Puerta también hizo referencia a la bajada del precio del aceite de oliva registrada en las últimas semanas y señaló que "estamos al arbitrio de los mercados". No obstante, indicó que ahora "las perspectivas han cambiado tras un otoño seco y una situación lamentable, ya que hemos tenido un marzo milagroso y unos meses de abril y mayo muy beneficiosos para el mercado". Por todo ello, continuó, "el aspecto del olivar ha cambiado radicalmente y eso tiene repercusión en los precios". A su juicio, además, hay que "seguir trabajando para incrementar el consumo porque el aumento de producción va a ser importantísimo en los últimos años y hay que crear mercado".

No se olvidó tampoco de la PAC, de la que pidió que se mantenga su presupuesto. "Cada vez hay más orientación a que los países manden más en el diseño de las políticas y no nos gusta" indicó y añadió que "nos gustarían políticas europeas lo más homogéneas posibles, como las de comercialización".

A la asamblea también acudió el delegado de Agricultura, Francisco Zurera, quien anotó que las cooperativas tienen "un papel fundamental para consensuar proyectos de comercialización".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios