Alto Guadalquivir

La Guardia Civil investiga a un conductor implicado en accidente en Bujalance por haber consumido drogas

  • El implicado se enfrenta a una posible pena de prisión de tres a seis meses 

Un guardia civil, en un control en uno de los accesos a Bujalance. Un guardia civil, en un control en uno de los accesos a Bujalance.

Un guardia civil, en un control en uno de los accesos a Bujalance. / El Día

Fuerzas del Equipo de Atestados del Subsector de la Guardia Civil de Tráfico de Córdoba han procedido a la investigación de una persona como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo habiendo ingerido drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, después de haber sufrido un siniestro de escasa consideración en la carretera CO-4103, en las proximidades de la localidad de Bujalance.

La Guardia Civil ha informado de que los hechos ocurrieron el pasado 17 de noviembre y que tras el siniestro la persona investigada fue evacuada al Hospital Reina Sofía, donde fue atendido de sus lesiones y dado de alta, lugar donde le fue realizada la prueba de detección de drogas, que resultó positiva.

Dado que los síntomas que presentaba pudieran coincidir con la medicación que le fue administrada, los agentes esperaron a los resultados del análisis realizado por el laboratorio, que confirmaron los de la primera prueba, por lo que se procedió a continuación a instruir las correspondientes diligencias.

Tras ser informado de sus derechos, el investigado, de 39 años y vecino de Bujalance, fue citado para comparecer en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Montoro, donde se celebrará el juicio rápido, enfrentándose a una posible pena de prisión de tres a seis meses, multa o trabajos en beneficio de la comunidad y, en cualquier caso, con la privación del permiso de conducción de uno a cuatro años.

La Guardia Civil ha recordado que este tipo de conducta, no solo pone en peligro la integridad física del conductor y pasajeros, sino la del resto de usuarios de la vía, figurando la conducción bajo efectos de las drogas como una de las principales causas de siniestralidad vial y ha destacado que, según el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, más del 40% de los conductores fallecidos contaban con sustancias prohibidas en su organismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios