puente genil

El censo de mayores que viven solos se duplica en apenas una década

  • En 2008 residían en la localidad de la Campiña Sur 472 mayores de 85 años, frente a las 831 censadas en la actualidad

Las autoridades presentan en el Ayuntamiento el plan 'Ola de calor'. Las autoridades presentan en el Ayuntamiento el plan 'Ola de calor'.

Las autoridades presentan en el Ayuntamiento el plan 'Ola de calor'. / j. m. cabezas

El número de personas mayores que viven solas se ha duplicado en la ciudad en apenas una década. Ésta es la conclusión principal que se desprende del estudio presentado ayer por el concejal de Cultura, Salud y Mayores, Pablo Alfaro (PSOE), en el transcurso de la comparecencia en la que se ofrecieron diversos consejos para prevenir las altas temperaturas habituales en esta época del año. Alfaro indicó que la población mayor de 65 años en Puente Genil roza las 5.000 personas, lo que representa el 16% del total, una cifra que constata el progresivo envejecimiento y la necesidad de adoptar medidas que garanticen la calidad de vida de estos vecinos.

No obstante, quizás el dato más llamativo sea el que se refiere a las personas mayores de 85 años. Así, en el año 2008, la cifra era de 472, mientras que en 2017 ese número pasó a ser de 831. "Estamos hablando de un incremento del 57% en apenas una década. Sin duda, un aviso a navegantes que nos hace estar en alerta para responder a las necesidades que nos plantean", explicó el edil.

Alfaro señaló que en esta época del año todas las administraciones tienen que redoblar los esfuerzos para atender a estas personas, "ya que no podemos dejarlas solas". "Esta atención debe ser prioritaria, y entendemos que uniendo esfuerzos podemos hacer más que yendo cada uno por su lado", dijo.

Sobre este particular, la enfermera del centro de salud, María del Carmen Quero, indicó que actualmente los profesionales sanitarios prestan especial atención a los mayores de 65 años que viven solos y que presentan patologías severas, a aquellos que viven con otros mayores y que también tienen patologías añadidas, y a un tercer grupo formado por mayores que residen en viviendas inadecuadas que carecen de una correcta refrigeración. "En todos estos casos, estamos ante un grupo formado por unas 58 personas que son especialmente sensibles y vulnerables, por lo que tenemos que estar alerta para controlar que su medicación es la correcta o que están tomando los líquidos adecuados ante episodios de alertas por altas temperaturas, de ahí que estén incluidos en el servicio de teleasistencia para no perder el contacto con ellos", precisó.

Por último, el jefe de la Policía Local, Jesús Miguel García, subrayó que la labor que realizan los agentes complementa las acciones que se llevan a cabo tanto desde Servicios Sociales como desde el propio centro de salud. "Contamos con el listado de las personas que son especialmente sensibles a los problemas derivados de las altas temperaturas, y nuestra labor es llamarlas y estar pendientes de ellas para asistirlas en la medida de lo posible, controlando que no surjan incidencias", explicó García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios