Subbética

Una campaña solidaria en Lucena pide donaciones para atender a los 2.000 usuarios de Cáritas

  • El socavón económico y social de la pandemia ha incrementado en un 30% el número de familias asistidas en Lucena por Cáritas y ha duplicado los usuarios del comedor social Virgen de Araceli

Anteriores ediciones de esta misma campaña organizada por el COF. Anteriores ediciones de esta misma campaña organizada por el COF.

Anteriores ediciones de esta misma campaña organizada por el COF. / El Día

La virulencia de la pandemia ha aumentado en un 30% el número de familias lucentinas que se aferran, en su endeble subsistencia, a la misión asistencial de Cáritas. Esta organización eclesiástica auxilia en la localidad a unas 2.000 personas, pertenecientes a 500 unidades familiares.

A partir del inicio de la emergencia sanitaria, la cifra de usuarios -personas, cada una de ellas con sus particulares infortunios- del comedor social Virgen de Araceli prácticamente se ha duplicado. Antes de marzo, este servicio diario, impulsado y administrado igualmente por la Iglesia Católica, recibía a unos 40 comensales y actualmente entrega almuerzo y cena a unos 80. En las fases más comprometidas e inclementes de la primera oleada, el volumen de beneficiarios se desbocó hasta sobrepasar los 130.

La imprescindible y principal fuente de ingresos tanto en las cinco delegaciones de Cáritas como del propio comedor social, sostenido por las cinco parroquias y cuyo presupuesto anual ronda de 35.000 euros, proviene de la Campaña de Navidad que promueve, desde el año 2008, el Centro de Orientación Familiar San Juan Pablo II.

Denominada esta acción Donativo a Familias Necesitadas, desde la edición del 2019, solicita exclusivamente contribuciones económicas con la finalidad de adquirir comida fresca y perecedera o potitos, diferentes a los que envía, en tres entregas periódicas cada año, el Banco de Alimentos, y abonar, excepcionalmente, recibos de alquiler, facturas de luz, medicinas, material escolar o productos de higiene.

La movilización del COF, a la que se suma el grupo de Jóvenes Cristianos de Lucena y voluntarios de Cáritas, engloba la difusión de carteles informativos; distribución de sobres a los alumnos de los centros educativos “para que puedan participar con su aportación a paliar las necesidades de tantos niños que no tienen la misma suerte”; y la comunicación, enfocada a la concienciación y solicitud de implicación, que se entabla con empresas, comercios, instituciones, entidades, colectivos, asociaciones o cofradías.

Estos próximos viernes y sábado -18 y 19- constituyen las jornadas centrales. En horario de mañana y tarde, miembros del COF recogerán en la sede situada en el número 6, bajo, de la calle Maristas, el dinero ofrecido por los ciudadanos de la localidad. Además ,se ha habilitado el número de cuenta ES76 0237 0040 8091 62900097 y el código Bizum 01322.

Los promotores de esta iniciativa animan a “colaborar en esta causa solidaria” y apelan al “amor solidario con los más pobres y a trabajar por un mundo más justo”. Reparan en “la cruda realidad de la pobreza y la desigualdad hiriente y exponen su pretensión de “llegar al corazón de Lucena” porque “no podemos permanecer impasibles e indiferentes ante la situación de injusticia de tantos seres humanos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios