Subbética

SOS animalista en Lucena: una treintena de gatos busca hogar

  • La asociación Animales en Apuros culpa al Ayuntamiento del "desalojo" de 30 felinos "indefensos"

  • El Consistorio ordena desalojar el 17 de agosto el local al entender que se ha "ocupado" sin permiso

Algunos de los gatos acogidos por Animales en apuros Algunos de los gatos acogidos por Animales en apuros

Algunos de los gatos acogidos por Animales en apuros / El Día

Un “mal final” le augura Animales en Apuros a la treintena de gatos cobijados en el local municipal cuyo “desalojo” ha resuelto el Ayuntamiento de Lucena. El equipo de gobierno refuta que este colectivo ha “ocupado” sin permiso alguno un espacio donde los felinos conviven “hacinados” y ocasionan serias y sistemáticas molestias a asociaciones vecinas.

Falta de empatía, desconocimiento y desatención a un protocolo de actuación bilateral suscrito en el año 2017 son algunos de los reproches que vierte la asociación local contra el concejal de Sanidad Animal. Lucas Gómez (PSOE), edil responsable de esta delegación, replica que los efectos y estipulaciones del mencionado documento expiraban en un año y, en consecuencia, lo considera ya “caducado”. Este concejal remarca que, en ningún momento, el Consistorio convenía el otorgamiento de una sede, sino que, únicamente, autorizaba a esta entidad a “colaborar” en el método de captura, esterilización y suelta de los felinos, pilotado por una empresa especializada facultada, mediante convenio, por el Ayuntamiento.

Esta controversia se remonta al anterior mandato corporativo y, en un tercer intento, la expulsión de Animales en apuros de unas dependencias situadas en el edificio Sueño Andaluz queda fijada para el próximo 17 de agosto. Los voluntarios de este grupo animalista han advertido de que gatos “víctimas” de accidentes, malos tratos y de abandono, “derivados” por la concesionaria del servicio de recogida de animales y por la Policía Local a las instalaciones que utilizan, quedan abocados a un mal “destino” por una decisión desprovista de “solución y alternativa”.

La interpretación del apartado que reflejaba el compromiso del Ayuntamiento a “poner a disposición de la asociación un lugar adecuado para la recuperación de los animales; y que será facilitado por parte del veterinario”, en el texto suscrito el 4 de mayo de 2017, suscita dos conclusiones contrapuestas. Implícitamente, el colectivo infiere que el Consistorio quedaba obligado a ceder un emplazamiento físico oportuno a fin de ejercer su misión mientras que Lucas Gómez precisa que dicha ubicación alude a la propia parcela de la adjudicataria del contrato que sobre esta materia otorga la administración local.

Cuidan a gatos que precisan de tratamientos diarios

Animales en apuros relata que “han sido cientos” los animales “salvados” por las personas que, altruistamente, se implican en esta causa. La portavoz, Celia Cruces, argumenta que, con medios propios, únicamente complementados con puntuales donaciones particulares, proporcionan tratamiento diario a gatos enfermos –algunos con leucemia, complicaciones en la boca  u otros problemas y defectos físicos- que “no sobrevivirían en la calle ni en ninguna otra colonia”. En otros casos, acogieron a los felinos “muy pequeños” y, pasados los meses, actualmente, crecen “bastante sanos”.

Más de mil firmas ya respaldan sus reivindicaciones y la formación Pacma Andalucía le ha espetado al Ayuntamiento de Lucena que “no tiene compasión”, rescatando episodios pasados como “la tortura” a una vaquilla en 2019, manifiestan, o la organización de un Poblado Navideño, hace seis años, donde “mataron” a un burrito. Esta fuerza política avanza que “emprenderá todas las acciones necesarias” para impedir la salida de Animales en apuros de la ronda Paseo Viejo.

“Se quedan desamparados tanto los actuales animales como los venideros”, asevera Cruces, quien detalla que, una vez restablecidos, gestionan una adopción e ingresan a otros. Desde Animales en apuros desconfían del porvenir de los gatos, en un contexto de “confusión”, puesto que “hemos preguntado y repreguntado y no tenemos contestación alguna”, una incertidumbre que “no podemos consentir”. Sostiene que la protectora habilitada por el Ayuntamiento “solo” guarece a perros.

Como grandes logros y satisfacciones indelebles, citan las camadas de perros recién nacidos, hallados en un contenedor del Polígono de la Viñuela, después de sufrir innumerables golpes; u otros gatos, de pocos días, encontrados en otro recipiente para basura de la zona industrial de Los Polvillares.

Aclara Celia Cruces que proseguirán alimentando a colonias de gastos y, por otra parte, indica, reconfortada, que protectoras acreditadas y reconocidas y abogados ya han contactado con Animales en apuros con el propósito de asesorarlos y orientarlos en esta protesta. “Lo que esté en nuestras manos lo vamos a hacer”, remata.

Asociaciones vecinas han transmitido numerosas quejas

En contraposición, Lucas Gómez, que se declara un “gran amante y defensor de los animales”, insiste en que, unilateralmente, han “ocupado” un local concedido a los sindicatos, organizaciones que “lo abandonaron”. Agrega que, cualquier ciudadano, ha de solicitar formalmente, y por los cauces reglados, el acceso a un inmueble de titularidad pública y, este colectivo, “lo ha hecho de forma unilateral, sin pedirlo”.

El concejal del PSOE arguye que colectivos radicados en compartimentos han transmitido reiteradas quejas acerca de los inconvenientes causados, entre otros, malos olores, suciedad y ruidos, y apunta que un informe técnico respalda este tercer requerimiento. Por último, confirma que la empresa de recogida de animales “recogerá y se llevará a los 30 gatos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios