Provincia

La autovía Lucena-Cabra abre al tráfico hoy después de tres años de ejecución

  • Se trata del primer tramo del llamado Corredor del Olivar que Obras Públicas pone en marcha en suelo cordobés · La inversión ha superado los 26,5 millones de euros · El desdoble parte en el cruce con la A-45

Comentarios 2

La puesta de largo de la Autovía del Olivar a su paso por la provincia de Córdoba será uno de los actos protocolarios más destacados del año, al menos en lo que a infraestructuras se refiere. De hecho, será el propio presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán -que además es parlamentario por Córdoba-, el que presida a partir de las 10:30 de hoy el acto de inauguración del tramo Lucena-Cabra. Pero la agenda del presidente andaluza en Córdoba no acaba con este acto, sino que posteriormente se trasladará a Montoro, donde a las 13:15 visitará el Ayuntamiento de la ciudad y saludará a los alcaldes de los municipios de la comarca del Alto Guadalquivir. A continuación, a las 13:30, presidirá la apertura del nuevo puente sobre el río Guadalquivir, una infraestructura de unos 200 metros y en la que Obras Públicas ha invertido 7,4 millones de euros. La actuación completa consiste en la conexión de la A-3000, que procede de Adamuz, con el casco urbano montoreño a través de ese nuevo puente en la denominada como la Vaguada de la Paloma. El proyecto incluye la mejora ambiental de la zona.

Más de tres años de obras, casi una década anteriormente de gestiones y una inversión de casi 27 millones de euros han dado como resultado el tramo de autovía que la Junta de Andalucía ha construido entre Lucena y Cabra y que se pone hoy en servicio. Al margen de la utilidad del trazado, que logrará descongestionar el alto volumen de tráfico entre las dos ciudades de la Subbética -casi 15.000 vehículos diarios- la entrada en funcionamiento de este corredor está cargada de simbolismo, ya que se trata del primer tramo de la Autovía del Olivar que Obras Públicas abre al paso de vehículos en Córdoba.

Esa infraestructura recorre todo el interior andaluz, desde Úbeda -en Jaén- hasta la A-92 en Estepa (Sevilla), atravesando previamente las comarcas cordobesas de la Subbética y la Campiña Sur. El tramo que se inaugura hoy consta de unos diez kilómetros y parte desde el cruce de la A-318 con la Autovía de Málaga. En los primeros metros aprovecha parte del trazado actual de la A-318, para luego desarrollar un nuevo recorrido que sobrevuela el entramado de cruces de entrada a la localidad de Lucena por la antigua N-331 y sigue hasta la ciudad de Cabra. Las empresas Acciona y Aconsa son las que se han encargado de ejecutar la actuación.

Tal vez porque fue el primer tramo en plantearse, lo cierto es que el desdoble Lucena-Cabra ha estado plagado de obstáculos y retrasos desde el primer momento y los años fueron pasando hasta que se pudo consensuar un trazado que contara con el visto bueno de los ayuntamientos de las dos ciudades y que fuera técnicamente asumible por la Administración autonómica. Luego vino el proceso de expropiación de las casi 70 hectáreas de suelo necesario para la ejecución de una carretera que tenía previsto un plazo de obra de 30 meses.

La puesta en servicio de la Autovía del Olivar en Córdoba llega sólo dos días después de que tanto el PP de Lucena como IU acusaran a la Junta de Andalucía de saltarse "la legalidad urbanística" por ocupar para la construcción del tramo suelo dotacional deportivo y zonas verdes "sin que se haya modificado el Plan General de Ordenación Urbana". Por su parte, IU apuntó incluso que la Administración autonómica realizó la ocupación de este suelo municipal y público "sin valoración previa" y entiende que adeuda al Consistorio lucentino "más de un millón de euros".

Al margen del tramo Lucena-Cabra, el principal debate sobre la Autovía del Olivar a su paso por Córdoba está en el municipio de Doña Mencía, donde se ha generado todo un movimiento social y político en favor de que se contemple el soterramiento de la carretera a su paso por el municipio, todo ello con la intención de reducir el impacto visual y ambiental de la vía en el entorno del Parque Natural de las Sierras Subbéticas.

De todas formas, el trayecto entre Doña Mencía y la N-432 a la altura de Luque está todavía en una fase muy inicial, ya que aún no se ha adjudicado la redacción del proyecto. El resto de tramos se encuentran a la espera de que se adjudique la ejecución. Así, las actuaciones pendientes son Cabra-Doña Mencía, Lucena-Puente Genil, Variante de Puente Genil y Puente Genil-Estepa (A-92). La construcción de la Autovía del Olivar beneficiará a más de 90 municipios de las provincias de Jaén, Córdoba y Sevilla, fundamentalmente, que estarán situados a menos de 25 minutos de una vía de gran capacidad, lo que supone un total de 800.000 habitantes afectados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios