Campiña Sur

La memoria de la parroquia de Santiago de Montilla

  • El archivo de la iglesia, uno de los más antiguos de la provincia, recoge actas de bautizos desde 1520

  • La partida bautismal de San Francisco Solano y una carta de su hermana Inés, entre los documentos

Dos personas observan algunos de los documentos del archivo de la parroquia de Santiago. Dos personas observan algunos de los documentos del archivo de la parroquia de Santiago.

Dos personas observan algunos de los documentos del archivo de la parroquia de Santiago. / El Día

No fue hasta después del Concilio de Trento –que se celebró allá por 1563– cuando las iglesias comenzaron a archivar los bautizos de sus feligreses, pero también los matrimonios y las defunciones. Sin embargo, cuatro décadas antes comenzó a hacerse en Montilla tras la celebración de un sínodo en Córdoba en el que se aprobó que comenzaron estos registros.

El archivo parroquial de la iglesia de Santiago de Montilla atesora entre esos expedientes partidas bautismales de 1520. Es lo que explica a el Día el investigador Antonio Luis Jiménez, que lleva más de dos décadas colaborando con el archivo de la parroquia; hace un par de semanas, ha sido trasladado a sus nuevas dependencias.

Jiménez explica que este archivo es uno de “los más antiguos de la provincia” y destaca el trabajo que se ha llevado a cabo en todos estos siglos por conservar estos documentos, que de alguna manera forman parte de la historia local de Montilla.

Y es que el archivo parroquial de la iglesia de Santiago conserva documentos muy importantes, como por ejemplo la partida bautismal de San Francisco Solano –patrón de Montilla–, además de una carta a su hermana Inés fechada en 1610. Una carta de San Francisco de Borja, datada el 2 de enero de 1560, que se puede leer al 95% y que estaba dirigida a una “ilustrísima mujer y que tiene parte piadosa de plática”, según explica Jiménez, es otro de los documentos conservados en este archivo.

El investigador anota que también hay un fragmento de una exclamación mística de Santa Teresa de Jesús “que aparece en sus obras y que es relicario del antiguo colegio de la Compañía de Jesús”.

El investigador de Antonio Luis Jiménez. El investigador de Antonio Luis Jiménez.

El investigador de Antonio Luis Jiménez. / El Dïa

A todo ello, se suman cartas de mediados del siglo XVII enviadas a Roma para interesarse por el proceso de beatificación de San Juan de Ávila y también de la condesa de Feria, que tras enviudar e ingresar como monja en el convento de Santa Clara “reclama la presencia de San Juan de Ávila en Montilla y, por ello, él pasó aquí los últimos 17 años de vida”, destaca. Otro de los documentos que se mantienen es el acta notarial de la exhumación de los restos del Doctor de la Iglesia de 1935.

El archivo, continúa Jiménez, “tiene también expedientes matrimoniales –el primero de 1564–, de las cofradías, de obras pías y está bastante completo a pesar de tener 500 años”.

En cuanto a la parte administrativa se refiere, recoge cuentas de fábrica, libros de cofradías de la localidad o libros de visitas pastorales, entre otros. Cuenta también con un archivo musical procedente de la capilla de música con partituras y cantorales en pergamino en tamaño grande.

El archivo parroquial de Santiago se ha adaptado también a las nuevas tecnologías y desde el año pasado cuenta con la parte sacramental digitalizada y se puede consultar en el archivo del Obispado de Córdoba. Además, cualquier persona que necesite algún documento de ese tipo puede consultarlo por ese medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios