palma del río

Los agricultores prevén una producción de naranjas de unas 270.000 toneladas

  • El precio del cítrico para zumo se sitúa entre los 23 y los 25 céntimos por kilo

  • La sexta edición del mes dedicado a este fruto homenajeará a la mujer trabajadora en el sector

El alcalde de Palma del Río, José Antonio Ruiz Almenara, ayer en la presentación del Mes de la Naranja. El alcalde de Palma del Río, José Antonio Ruiz Almenara, ayer en la presentación del Mes de la Naranja.

El alcalde de Palma del Río, José Antonio Ruiz Almenara, ayer en la presentación del Mes de la Naranja. / rafael morales

La recolección de naranjas ha cruzado su ecuador con buenas sensaciones por parte de los agricultores en términos generales y con la predicción de alcanzar los niveles productivos de 2016-2017, es decir, las 271. 766 toneladas que produjo Córdoba el pasado año -datos que la sitúan como tercera productora citrícola de Andalucía-. Si al inicio de la temporada, los capataces a pie de campo hablaban de una leve disminución en la producción -pero con un estado óptimo del fruto-, en este tramo, el balance es positivo en el sentido de que "no hay podredumbre y la calidad de la naranja que está saliendo es de mucha calidad". Así lo resume el representante de la sectorial citrícola de Asaja, Nicolás González. Incluso, a la hora de dar salida al género, el mes de enero ha sido "muy bueno y febrero parece que también", anota. De hecho, este agricultor sostiene que se han producido situaciones donde "los almacenes tenían más pedidos que naranjas en las cámaras y no se han podido realizar envíos". No obstante, asegura que "se han hecho más tarde porque la mano de obra comienza a ser problema en el campo ya para la naranja". Un problema que se debe a la ausencia de personal recolector, según González, todo ello debido a que "porque faltan cuadrillas" y se trata de un hecho que ha producido esos retrasos en el envío de la fruta.

Con el 60% de la campaña transcurrida y un periodo que suele ser de mucho rendimiento en almacenes, los pronósticos apuntan a que la campaña será parecida a la anterior. En cuanto a producción, "va muy similar, ni hay más naranjas en producción ni menos que el año pasado", resume el representante de Asaja, quien también concreta que "en algunas variedades hay más". Así, expone que en las navelinas "ha sido muy corta, en las salustianas está siendo igual, mientras que en las tardías también serán un poco más corta de producción el tipo late respecto al año pasado". Por tanto, augura que esta temporada citrícola "va a ser equilibrada para el mercado y para los zumos".

En el terreno de los precios, los datos de la lonja de precios -a 5 de marzo- señalan que para la variedad Navel Lane Late se está pagando entre los 28 y 35 céntimos; un tipo que ya está terminando su periodo en el calendario citrícola y se encuentra "casi sin existencia", como marca la lonja. Las del tipo Navel Powell, Barnfield y Chislett se pagan sobre los 28 y 44 céntimos por kilo en el árbol, mientras que las Salustiana Valencia Late se mueve en una horquilla de 28 a 42 céntimos el kilo en árbol. En el caso del zumo, el precio se sitúa entre los 23 y 25 céntimos, "pero es que hace dos años estábamos a la mitad y el zumo tira de mucha naranja", señala.

Pero no todo es controlable de manera técnica y humana y el factor meteorológico mantiene en vilo al sector. Tanto es así que los citricultores, ya desde septiembre, permanecen con las miras puestas en los niveles de agua disponibles para 2018-2019, dado que se necesitan entre 3.000 y 4.000 metros cúbicos por hectárea. Otra de las inclemencias que ponen en vilo a los agricultores son las heladas. González explica que mientras a la naranja le dé el sol a primeras horas de la mañana, "como tiene mucho azúcar no se congela e, incluso el frío -de manera no excesiva- evita la aparición de ciertas enfermedades".

Precisamente, ayer se presentó el Mes de la Naranja. Un evento donde se realza las cualidades y repercusiones de este cítrico estrella en el Valle del Guadalquivir a través de la organización que desarrollan cinco entidades: Ayuntamiento de Palma del Río, el Grupo de Desarrollo Rural del Medio Guadalquivir, la Asociación Citrícola Palmanaranja, Asociación de Empresarios EMPA y Asociación PalmaEcológica. Esta sexta edición homenajeará a la mujer y el 18 de marzo se reconocerá públicamente el trabajo femenino en el sector de la naranja. En esta línea, el 5 de abril, tendrán lugar las jornadas técnicas sobre el sector y la mesa redonda Mujer Trabajadora y la Naranja, un apartado formativo y de debate que se desarrollará en el Centro Tecnológico. En este encuentro, se presentará el Grupo Operativo formado por el Ayuntamiento de Palma del Río, Palmanaranja, PalmaEcológica e Ifapa de Palma del Río para la puesta en marcha y desarrollo del proyecto denominado Citricultura sostenible en el valle del Guadalquivir.

Esta festividad de la naranja discurrirá entre marzo y abril e incluirá, entre otros, charlas didácticas a alumnos de tercero de Primaria, el concurso de dibujo para escolares La naranja y la huerta, jornadas gastronómicas de platos elaborados con este producto, concurso de migas, el mercado artesanal Disoñamos en el Paseo Alfonso XIII, rutas de senderismo, las segundas Olimpiadas Infantiles de la Naranja y un concurso de pintura rápida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios