Rute

La Virgen del Carmen se prepara para su coronación

  • Manuel María Hinojosa Petit impone la tiara a la patrona el último día de su triduo

Acto de imposición de la tiara de coronación a la patrona de Rute por Manuel María Hinojosa Petit. Acto de imposición de la tiara de coronación a la patrona de Rute por Manuel María Hinojosa Petit.

Acto de imposición de la tiara de coronación a la patrona de Rute por Manuel María Hinojosa Petit. / el día

Rute ha celebrado el nonagésimo cuarto aniversario de la proclamación del patronazgo de María Santísima del Carmen, efemérides que ha tenido como acto principal la celebración de un triduo en el santuario de la patrona, que estuvo abarrotado de fieles y devotos que acompañaron a la Carmelita ruteña en dicha celebración. En el tercer y último día de triduo ocupó la Sagrada Cátedra Manuel María Hinojosa Petit, delegado episcopal en el proceso de Coronación Pontificia de la patrona de Rute, que estuvo acompañado por Pedro Santiago Álvarez Porras (párroco de la iglesia de San Ricardo de Madrid y predicador del Triduo) y el sacerdote de Rute Gregorio Molina.

En su homilía del último día del patronazgo de María Santísima del Carmen, Manuel María Hinojosa Petit destacó la importancia de la celebración, centrándose siempre en la figura de la Virgen: primero, por los casi cien años de gracia que María Santísima del Carmen llevaba derramando sobre su pueblo y, en segundo lugar, por haberse trasmitido la veneración a esta imagen de generación en generación, fervor que ha supuesto estar a las puertas de la coronación pontificia de la Virgen.

El momento culmen de la celebración del último día del triduo llegó al final de la celebración eucarística, cuando Manuel María Hinojosa Petit impuso la tiara de coronación a la Virgen del Carmen, que la lucirá hasta el próximo día 28 de julio, fecha en la que será coronada canónica y pontificalmente.

El correspondiente repique de campanas, el canto del himno a la patrona y los vítores llenaron de júbilo a los fieles que en ese momento abarrotaban el templo. La tiara fue llevada al altar para su imposición por un representante de la familia Córdoba, que ejercerá en julio el cargo de honor de padrinos de coronación. En este caso fue Teresa Córdoba Prieto, camarera honorífica de la Santísima Virgen del Carmen, la encargada de ofrecer la misma en nombre de la familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios