Educación

Superhéroes y superheroínas de la villa de Iznájar en acción

  • Una docente de Infantil explica su experiencia para conseguir que los niños se adapten adecuadamente y pierdan el miedo al colegio que les causa el covid-19

Superhéroes y superheroínas de la villa de Iznájar en acción. Superhéroes y superheroínas de la villa de Iznájar en acción.

Superhéroes y superheroínas de la villa de Iznájar en acción. / El Día

Los superpoderes se otorgan a aquellas personas que tienen habilidades sobrehumanas y son capaces de realizar cosas consideradas como imposibles para la mayor parte de la humanidad.

Desde hace algún tiempo, llevo observando ciertas habilidades en los humanos pequeños de los que me rodeo y que me tienen gratamente sorprendida. Y es que el covid-19 ha dado lugar a que cada persona descubra su habilidad más preciada. Son muchos los superpoderes avistados en los niños y niñas de Infantil durante este curso escolar.

En primer lugar, destaca la supervelocidad: velocidad de reacción para colocarse encima de su pequeña línea manteniendo cierta distancia con sus compañeros al llegar al cole; para lavarse las manos varias veces al día; para ponerse o quitarse la mascarilla en un tiempo acordado, o para situarse en su espacio del patio durante el recreo convirtiéndose así en unos auténticos expertos en la materia.

En segundo lugar, me llama la atención la capacidad de volar. Volar de nuevo a través de la imaginación, las historias o el juego simbólico que tanto han echado de menos durante todo este tiempo.

Destacan también los rayos X que poseen y que les permiten ser capaces de localizar el detalle más impreciso jamás esperado.

Y cómo no, la supermente, capaz de construir nuevos aprendizajes cada día.

He elegido este símil entre superhéroes y cualidades que observamos en los niños y niñas durante estos tiempos de covid porque, visto desde un punto de vista externo, razonable y realista, los más pequeños y pequeñas nos están dando una gran lección a los adultos con su capacidad de adaptación a la nueva situación. Esto facilita que la nueva normalidad en los centros educativos se esté llevando a cabo de una forma más liviana permitiendo retomar aquellas ansiadas clases que dejamos abandonadas a toda prisa en el mes de marzo.

Desde mi aula de 5 años en el colegio de Infantil y Primaria de Nuestra Señora de la Piedad de Iznájar aterrizamos este curso con la temática de los superhéroes con el objetivo de que los alumnos y alumnas incorporasen como hábitos las nuevas medidas de prevención, protección y promoción de la salud frente al covid-19 durante las primeras semanas de curso.

Esta aventura comenzó al recibir un mensaje muy especial de una persona que solicitaba nuestra ayuda porque su hijo se sentía muy asustado y no quería ir al cole ni a ningún otro sitio por miedo a enfermar por el virus. A partir de ahí, llevamos a cabo una serie de actuaciones para que adquirieran nuevos hábitos y conocimientos reflejados en unos pasaportes de superhéroes.

Cada día fue dedicado a abordar una temática particular: emociones que nos produce esta nueva situación; lavado correcto de manos; nuevas formas de saludarnos; la importancia de mantener una distancia de seguridad; síntomas que padecemos cuando estamos enfermos; qué son los gérmenes; el uso adecuado de la mascarilla, o nuevas formas de uso de material de clase.

Todo esto fue abordado mediante actividades diversas como cuentos, canciones, asambleas, presentaciones interactivas, teatros, búsqueda de información directa en la web, juegos, experimentos o actividades plásticas. Siempre sin perder de vista la esencia del proyecto: aprender a convivir con esta situación desarrollando las grandes habilidades y superpoderes de cada uno. Una vez finalizado el proyecto, elaboramos un folleto con todo lo aprendido que fue enviado a la mamá del primer día que solicitó nuestra ayuda.

Transcurridas ya varias semanas y reflexionando sobre la situación con la que nos encontramos las maestras y maestros de educación Infantil, podemos concluir que para los niños y niñas la rutina debe continuar, que la necesitan como si de una función vital se tratase y que lejos de transmitirles nuestros miedos y preocupaciones, lo mejor que podemos hacer por ellos y ellas es reforzarles e instruirles en esas medias de prevención para que sean pequeños ciudadanos del mundo capaces de actuar con responsabilidad.

Desde aquí, animo a toda la comunidad educativa a continuar descubriendo los poderes más ocultos de nuestros superhéroes y superheroínas manteniendo la ilusión y la magia que rodea la maravillosa etapa de la educación Infantil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios