Subbética

Recuperan un coche robado tras un intento de atropello a un policía local en Lucena

  • El policía que sufrió el intento de agresión realizó dos tiros al aire y hubo de protegerse en el suelo

  • Uno de los vehículos había sido sustraído el 21 de septiembre en la localidad sevillana de Mairena del Alcor

Jefatura de la Policía Local de Lucena. Jefatura de la Policía Local de Lucena.

Jefatura de la Policía Local de Lucena. / El Día

Un vehículo se abalanzó contra un patrullero de la Policía Local y otro trató de atropellar a un agente en la madrugada del pasado lunes en Lucena. Al menos, uno de los turismos procedía de una sustracción y las pesquisas apuntan a que los individuos implicados en este suceso pretendían cometer un robo en una empresa del municipio. La impetuosidad y el peligro que generaron los conductores vigilados por los agentes provocaron incluso que un policía descargara dos tiros al aire.

En torno a las 03:15, dos agentes que recorrían la ronda de San Francisco contemplaron a dos vehículos, con las luces encendidas, uno detrás de otro, en la calle Los Velones, y se acercaron a ellos. La conducta sospechosa y la hora de la escena acrecentaron las suspicacias. Además, se situaban en los alrededores de la nave Distribuciones de Bebida Estrada, asaltada hace solo unos días.

Instantes después, uno de los vehículos, al advertir la presencia policial, emprendió una rápida fuga. Avanzó, repentinamente, con celeridad, provocando un alto riesgo para uno de los agentes porque se disponía a abandonar el vehículo. Ante la actitud calificada de temeraria hubo de cerrar inmediatamente la puerta para evitar el impacto. El vehículo, marca Audi, se encaminó hacia la glorieta de Primitivo Picó.

Fuentes conocedoras de lo acaecido han indicado que, segundos más tarde, el otro vehículo involucrado, un Mercedes, igualmente arrancó inopinadamente el motor y, a una alta velocidad, intentó escapar por el mismo camino.

Ante este propósito, los dos agentes ubicaron el vehículo oficial en medio de la calzada con la finalidad de impedir la huida. Otro de los efectivos, se posicionó en el asfalto y ordenó al conductor que interrumpiera la marcha. Desatendiendo el requerimiento, continuó el trayecto, pretendiendo atropellar al agente.

En última instancia, el policía realizó, con su arma de fuego, dos disparos al aire, protegiéndose, a continuación, en el suelo. Tras perder un retrovisor en la colisión con el coche patrulla, el Mercedes, modelo ranchera, abandonó el lugar por el mismo trayecto que el anterior vehículo.

El grave incidente precisó de más miembros de la Policía Local y también intervino Policía Nacional. Lograron localizar el Mercedes en el camino Vereda de Castro, sin rastro alguno de su conductor. Al cotejar los datos, se comprobaba que había sido robado, el 21 de septiembre, en la localidad sevillana de Mairena del Alcor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios