Provincia

Raciones de solidaridad por Julie

  • El Consistorio y la AMPA del Antonio Machado reparten más de 5.000 porciones de dulce para ayudar a una niña de 10 años con distrofia muscular

Una mujer sirve unas porciones de roscón a una familia. Una mujer sirve unas porciones de roscón a una familia.

Una mujer sirve unas porciones de roscón a una familia. / Juan Ayala

La Navidad en Lucena volvió a mostrar un año más su versión más solidaria con la nueva edición, la decimosexta, del Roscón de Reyes Gigante que repartió durante la pasada tarde en la plaza de San Miguel más de 5.000 raciones de este tradicional dulce de Navidad, de 750 kilos de peso, elaborado por la Confitería Nuestra Señora de Araceli.

La pequeña necesita una silla eléctrica de ruedas y una grúa para facilitar su movilidad

En esta ocasión, el Ayuntamiento de Lucena, entidad impulsora de esta actividad, se rodeó de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) La Estrella del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Antonio Machado para llevar a buen puerto una "actividad que se plantea con un formato turístico para potenciar las visitas a Lucena durante las fiestas de Navidad pero que no se entiende sin su principal objetivo solidario", según comentó el concejal de Turismo, Manuel Lara.

Como en años anteriores, el roscón de reyes fue elaborado por la Confitería Nuestra Señora de Araceli y fue servido junto a 2.000 cafés. El donativo mínimo con el que los comensales podían participar en la tradicional degustación era de 1 euro. La tarde estuvo además amenizada con sorpresas musicales preparadas por voluntarios. Todo el dinero recaudado, tal y como señaló la presidenta del AMPA, María del Carmen Varo, será destinado a ayudar a Julie, alumna de diez años del citado centro educativo que sufre una distrofia muscular catalogada como rara. Esa enfermedad supone que la pequeña tenga que desarrollar su vida cotidiana obligatoriamente sobre una silla de ruedas. Ese dinero que se recaudó ayer permitirá invertir en mejorar la autonomía personal de Julie que, para ello, necesita una silla de ruedas eléctrica y una grúa para casa que le faciliten además de una mejor calidad de vida, una mayor independencia.

Al cierre de esta edición aún era pronto para conocer los detalles de la recaudación de este año. No obstante, los organizadores confiaban en superar las cifras de la venta del XV Roscón Gigante, celebrada el 3 de enero de 2017, y que ascendió a 4.873,50 euros, cantidad a lo que hubo que sumar entonces 1.100 euros más donados por el Ayuntamiento, lo que dejó lo conseguido en una cifra que los organizadores calificaron en esa ocasión como "el mejor colofón" para una actividad que sirvió para sufragar a los gastos del denominado Proyecto Helena. En esa ocasión también se ayudó a una niña, Helena, cuya familia destinó la recaudación a sufragar un tratamiento médico para la pequeña. Descontados los gastos, la familia recibió aproximadamente 4.000 euros. Como entonces, ayer Lucena se volcó con la iniciativa solidaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios