EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Infraestructuras

El Profea ha invertido en la provincia 800 millones en sus 33 años de vigencia

  • LA Diputación y UGT-FICA promueven un estudio sobre el impacto y la evolución del PFEA en Córdoba

Miguel Ruz flanqueado por Pedro Téllez y Antonio Bracero. Miguel Ruz flanqueado por Pedro Téllez y Antonio Bracero.

Miguel Ruz flanqueado por Pedro Téllez y Antonio Bracero.

La Diputación de Córdoba y la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Córdoba (UGT FICA) han dado hoy a conocer los resultados del estudio titulado Divulgación, Información y Sensibilización del Programa de Fomento de Empleo Agrario de Córdoba (PFEA 2018), un documento que pone de relieve la trascendencia para la provincia de esta herramienta que en sus 33 años de existencia ha invertido en Córdoba casi 800 millones de euros.

El estudio recoge datos relativos a la evolución del programa desde 1986 hasta 2018, en cuanto, por ejemplo, a su presupuesto, número de contrataciones o número de obras realizadas.

Según el informe, en sus 33 años de vigencia el PFEA (y sus planes predecesores) han invertido en la provincia de Córdoba más de 777 millones de euros, a lo que habría que sumar las aportaciones de los ayuntamientos. De esos casi 800 millones, el 71% lo aportó el Servicio Público de Empleo Estatal de Córdoba (SEPE) (algo más de 550 millones), siendo la inversión de la Junta de Andalucía de un 22% (171 millones), frente a los casi 55 millones de euros que aportó la Diputación, que representan el 7% restante.

En el período 2014-2018 la inversión total en la provincia fue de algo más de 180 millones de euros, de los cuales el 63,5% lo aportó el SEPE para subvencionar la mano de obra y los materiales fueron subvencionados por la Junta de Andalucía (aportó un 20,2%) y la institución provincial (un 6,73%).

En cuanto a los datos de 2018, Córdoba es la segunda provincia que más inversión recibe, tras Sevilla. Ese año recibió más de 34 millones de euros, lo que suponía un incremento del 1,26% respecto a 2017. Esta cantidad incluye los 23.664.530 euros que aportó el SEPE y los cerca de 11 millones que aportaron la Junta de Andalucía y la Diputación de Córdoba para financiar los materiales de obra, en un porcentaje del 75 y 25% respectivamente.

Gracias a esta inversión se realizaron 273.701 jornales por un total de 16.404 trabajadores y trabajadoras contratados para 301 proyectos, 204 de ellos correspondientes al Programa de Garantía de Rentas y los 97 restantes para los Planes de Generación de Empleo Estable.

El delegado de Empleo en la institución provincial, Miguel Ruz, ha destacado durante la presentación del informe que “Andalucía necesita de este programa porque es una de las herramientas que combaten la despoblación de nuestros pueblos, es una herramienta útil y necesaria ahora y en tiempos venideros, aunque tiene que adaptarse”.

En este sentido, Ruz ha señalado que “los ayuntamientos tenemos problemas para poder llevar a cabo las obras, que son básicas, y requieren en ocasiones de oficiales de la construcción, es cierto que se ha avanzado con temas como que se han abierto las puertas a las mujeres, pero tiene que seguir avanzando”.

El diputado provincial ha insistido en el apoyo de la Delegación de Empleo y de toda la Corporación a este programa, “que es de utilidad y necesario para nosotros por la singularidad de Andalucía, y que tenemos que seguir mejorando en los aspectos que sean necesarios”.

El secretario general de UGT-FICA Córdoba, Pedro Téllez, ha destacado que con el estudio presentado, elaborado por UGT y financiado por la Diputación, “pretendemos valorar el papel fundamental que juegan las administraciones públicas implicadas en la puesta en marcha del programa, nos referimos al Ministerio de Fomento (a través del SEPE), la Junta de Andalucía y la Diputación de Córdoba, junto con los ayuntamientos”.

"Con él hemos querido divulgar, de manera accesible y concisa, al beneficio que supone el programa para el empleo y la fijación de la población rural en los municipios de nuestra provincia. Además, hay que tener en cuenta su aportación en materia de infraestructuras y servicios para los ciudadanos”, ha subrayado.

En cuanto a las posibles mejoras, Téllez ha manifestado que “desde el sindicato vamos a solicitar las modificaciones necesarias para actualizar y adecuar el Real Decreto a la realidad contractual ya que existen cuestiones que se deben subsanar, como revitalizar el funcionamiento de los órganos que intervienen en el desarrollo de los planes de empleo rural para las zonas deprimidas o establecer criterios de homologación de salarios y derechos laborales que impidan la creación de espacios de negociación colectiva de ámbito inferior”.

Finalmente, Antonio Bracero, director provincial del Servicio Público de Empleo Estatal de Córdoba, ha destacado que “el programa ha sufrido variaciones y ha ido mejorando aunque tiene que hacer una renovación mayor para darle una vuelta de tuerca. También las cuantías han ido subiendo, siendo Córdoba la segunda provincia con más aportación”.

De igual modo, ha valorado que “el PFEA mejora las posibilidades de acceso al subsidio de desempleo y es un complemento de rentas, es un programa muy importante que funciona como complemento de otras actividades que también evitan la despoblación”.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios