Subbética

Persisten las restricciones en Lucena y se endurecen en Las Navas por los diez contagios detectados

  • La tasa se estabiliza en Lucena en 225 casos, pero en las últimas 24 horas han fallecido dos hombres

  • En Las Navas del Selpillar, se contabilizan diez positivos, originados en cuatro focos concretos

Entorno del Castillo de Lucena. Entorno del Castillo de Lucena.

Entorno del Castillo de Lucena. / Juan Ayala.

Lucena encadena varias jornadas registrando índices inferiores a los 300 contagios por 100.000 habitantes. La inclinación de esta tasa de referencia es descendente, aproximándose, actualmente, más a los dos centenares –este viernes contabiliza una tasa de 225 positivos- y describiendo tenues modificaciones.

Es la estadística y las deducciones directas que sustentan el acuerdo municipal de prorrogar una semana más, sin introducir alteración alguna, las instrucciones y pautas enumeradas en el decreto publicado el pasado 9 de octubre. Es decir, entre otras directrices, los mercadillos continuarán funcionando con la mitad de aforo y puestos; las instalaciones deportivas cubiertas permanecen operativas absorbiendo un tercio del aforo; y la autorización vigente para los establecimientos hosteleros determina una ocupación de los veladores del 75% y la apertura, exterior, hasta la una de la madrugada, hora de cierre fijada para la clausura nocturna de espacios públicos.

Los portavoces de los cinco grupos políticos del Ayuntamiento entienden inadecuado proseguir suavizando medidas porque, pese a que “la situación es muy favorable”, desde la óptica del alcalde, Juan Pérez (PSOE), el covid-19 prosigue segando vidas en la localidad.

En las últimas 24 horas, dos varones han fallecido por causas vinculadas a la pandemia, según confirman fuentes cercanas a ambas familias. Ayer jueves moría un hombre de 70 en su propio domicilio, ubicado en una zona rural. Hace unas semanas se sometía a una seria intervención quirúrgica y, después de un tiempo de favorable convalecencia, no ha superado las patologías asociadas al virus. Y, hoy viernes, un vecino de 83 años, ingresado en el hospital Infanta Margarita de Cabra desde hace una semana, aproximadamente, ha elevado a 13 la cifra de defunciones desde marzo, ocasionadas por la emergencia sanitaria. La estadística oficial de la Junta de Andalucía rebaja a nueve los decesos.

Durante el último día, Lucena ha sumado diez positivos más, hasta los 1.084 totales. En estas dos semanas, son 96 los infectados contabilizados. Los curados, globales, ascienden a 351.

Interpelado sobre hipotéticas consecuencias de los altos niveles de transmisión en poblaciones cercanas como Palenciana, Encinas Reales, Benamejí, Moriles e, incluso, Aguilar de la Frontera, Pérez ha vaticinado que “es de esperar que esta segunda ola comience a remitir, de forma gradual, en estos municipios” y, finalmente, “se pueda controlar exactamente igual que se ha conseguido afortunadamente en nuestra localidad”.

Ante esta tesitura, el regidor socialista ha aprovechado para remarcar que la ausencia de vacuna y disponiendo de tratamientos que “pueden ser más o menos eficaces”, esta infección epidémica “sólo se combate con una responsabilidad plena, la distancia de seguridad, el lavado de manos y el uso continuo de mascarillas”.

Cierre de espacios públicos en Las Navas

Desligándolo excepcionalmente del principal núcleo urbano, el Ayuntamiento impone limitaciones de mayor calado en la aldea de Las Navas del Selpillar. La “preocupación” por la decena de contagios se atempera porque cuatro de ellos recibirán el alta en breve y, además, todos ellos provienen de “cuatro puntos o focos concretos, no son casos aislados”, insiste Juan Pérez. A priori, estas infecciones se asocian con los brotes aflorados en Moriles, población prácticamente unida con Las Navas del Selpillar, y que padece un impetuoso crecimiento de los positivos, apuntando una tasa de 860.

Hasta el próximo viernes, en la pedanía naveña, el cierre de plazas, jardines y parques públicos es efectivo entre las 23:00 y las 07:00 horas; y las terrazas únicamente podrán usar la mitad del espacio ordinario.

El mercadillo queda suspendido y también se cancela, preventivamente, la agenda municipal. Los edificios culturales, patrimoniales, turísticos y las dependencias del Ayuntamiento se clausuran y sólo recibirá a vecinos este último, siempre con cita previa. Finalmente, como ya sucedió en Lucena, un vehículo adaptado emitirá mensajes de concienciación y sensibilización con megafonía móvil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios