Provincia

PSOE y PP se suman a la petición de más agua para el regadío cordobés

  • Los partidos coinciden en reivindicar los 228 hectómetros cúbicos que, según las organizaciones, se derivan a otras provincias

Antonio Ruiz, al frente de la reunión con el PSOE. Antonio Ruiz, al frente de la reunión con el PSOE.

Antonio Ruiz, al frente de la reunión con el PSOE. / reportaje gráfico: el día

La Mesa del Regadío de Córdoba mantuvo ayer sendas reuniones con el secretario general del PSOE de Córdoba, Antonio Ruiz, y el presidente provincial del PP, Adolfo Molina, quienes se sumaron a la petición para que la provincia reciba los 228 hectómetros cúbicos de agua que ha cedido a otros territorios. La mesa está integrada por la Delegación de Agricultura de la Junta de Andalucía, Asaja, UPA, COAG y las cooperativas agroalimentarias.

El secretario general de los socialistas cordobeses recordó que de la capacidad de embalse que se tiene en las provincias de Córdoba, Jaén y Sevilla, la provincia de Córdoba almacena casi el 50% del agua y sólo tiene en su conjunto un 16% del regadío de esas tres provincias, mientras que Jaén almacena un 37% y tiene un 40% de regadío de la cuenca y Sevilla cuenta con un 17% de almacenamiento y riega un 42% de la superficie.

Antonio Ruiz señala la creación de riqueza y la fijación de población con más concesiones

"Córdoba ha ido prestando tradicionalmente agua a zonas limítrofes", señaló Ruiz, quien afirmó que "recibir esos 228 hectómetros cúbicos permitiría a Córdoba poner en riego 150.000 hectáreas de olivar lo que repercutiría en la creación de riqueza y en la posibilidad de fijar población al territorio". Igualmente, Antonio Ruiz se sumó a la petición de la Mesa del Regadío para que Córdoba esté representada en el Pacto Nacional del Agua, para que así "podamos reivindicar las circunstancias y necesidades que tiene nuestra provincia". "El compromiso del PSOE de Córdoba es apoyar a la Mesa del Regadío porque es el momento de aportar soluciones ante la preocupante situación que atraviesa el sector en la provincia de Córdoba", concluyó Ruiz.

El PP también se sumó a la petición presentada por la Mesa del Regadío. "La situación actual de Córdoba es preocupante, por lo que apoyamos esta reclamación que permitiría la puesta en riego en Córdoba de 150.000 hectáreas de olivar. Esto supondría el aumento de la renta per cápita y favorecería la fijación de la población en las zonas rurales", defendió Molina.

Durante el encuentro mantenido ayer por la mañana, Molina afirmó que "los agricultores y ganaderos de Córdoba necesitan que todos pongamos de nuestra parte para conseguir cambiar una situación que ya es crítica y amenaza a nuestros cultivos y ganado". El presidente de los populares cordobeses, en este sentido, recogió las peticiones presentadas por la Mesa del Regadío, ya que "debemos tomar decisiones que afectan al futuro y rentabilidad de nuestra agricultura".

"Trabajaremos para que Córdoba esté en la primera línea del regadío junto a las cooperativas de regantes y las administraciones competentes", afirmó el presidente del PP de Córdoba, "porque no es momento para discusiones políticas sino de aportar soluciones útiles a los cordobeses que sustentan uno de los principales sectores productivos de nuestra provincia".

La semana pasada, durante una reunión con los regantes, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ofreció el apoyo de la Junta de Andalucía para potenciar el regadío como motor de desarrollo, en el ámbito de sus competencias y "siempre con criterios de máxima eficiencia y sostenibilidad". Entre otras actuaciones, resaltó la necesidad de trabajar para agilizar, en la medida de lo posible, las autorizaciones que dependen del Gobierno autonómico como las autorizaciones ambientales para balsas.

En el encuentro, señaló que, a su juicio, "se han concedido derechos de agua superiores a los que realmente tiene capacidad la cuenca", por lo que planteó la necesidad de "hacer un estudio y reasignar como se considere más oportuno" en función de las posibilidades "reales". El delegado de Agricultura, Francisco Zurera, señaló que el grupo es consciente del momento de dificultad y concretó que entre 1987 y 2015 ha habido unas pérdidas de dotaciones de agua en la provincia de, al menos, 228 hectómetros cúbicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios