Alto Guadalquivir

Montoro celebra las bodas de oro de un merecido reconocimiento

  • La ciudad conmemora el 50 aniversario de su declaración como Conjunto Histórico Artístico

La alcaldesa, Ana Romero, lee la declaración institucional en el Ayuntamiento. La alcaldesa, Ana Romero, lee la declaración institucional en el Ayuntamiento.

La alcaldesa, Ana Romero, lee la declaración institucional en el Ayuntamiento. / Tomás Coronado

Montoro está de celebración, la de su declaración hace 50 años como Conjunto Histórico Artístico por el entonces Ministerio de Educación y Ciencia. El Ayuntamiento montoreño ha sellado esa conmemoración con una declaración institucional a la que ha dado lectura la alcaldesa, Ana Romero (PSOE). “Solo aquello que se conoce puede ser justamente valorado, y por ello se debe de dar a conocer lo que Montoro supone para todos nosotros. Hemos de comenzar a valorar lo que nuestros ojos miran cada día como algo cotidiano, pero que en realidad es algo muy diferente a lo que existe fuera de nuestro término”, ha comenzado defendiendo la regidora.

Romero ha destacado que no es nada extraño que ya en los años 60 el Ministerio sugiriera a los montoreños/as que su pueblo, “nuestro Montoro”, debía de ser protegido con una declaración que amparara a ese urbanismo, “a esas casas blancas, ese color rojizo típico. Se debía de mantener el carácter de sus vecinos afables, sencillos, humildes, se debía de proteger este tipo de vida vecinal, cuidadora, respetuosa y cándida con el llegado de fuera de nuestra localidad”.

La alcaldesa ha recordado que también se debía proteger entonces a las gentes de Montoro, sus rincones, sus plazas, sus casas blancas, su Puente Mayor, su torre parroquial, su historia, su arqueología, lápidas e inscripciones. “Esas casas solariegas repletas de columnatas y patios con pozos y aroma a fresco. Leves evidencias de castillos defensivos y cientos de cosas aún dentro del tintero que escribe con letras de oro la historia de nuestro pueblo”, ha añadido.

Romero ha insistido en que Montoro es un pueblo con tanta historia que no es de extrañar que cada año que pase sea un año especial para celebrar una fecha de calendario importante. “El capricho ha querido que además este año también nos unamos al treinta cumpleaños del Parque Natural de Cardeña-Montoro, un parque con más vida que nunca, donde lince y lobo pronto estarán conviviendo en un futuro más cercano que alejado”, ha relatado. Y ha relatado que Montoro es una ciudad para recuperar, monumentalizar y dar a conocer. “Es un espacio donde sus casas colgadas no deben de envidiar nada a las conquenses, donde el meandro de nuestro río no entrará en disputa con el Tajo a su paso por Toledo, donde nuestro Retamar no es menos que Triana en Sevilla y donde nuestro escudos no envidian nada a muchos de los de Córdoba”, ha sentenciado.

La regidora ha destacado que es indudable que las huellas dejadas en Montoro por el patrimonio quedan vivas entre sus vecinos y sus gentes y que ese patrimonio conforma un Conjunto Histórico Artístico que ha sufrido multitud de momentos complicados en la historia de la ciudad, como la invasión francesa de 1808 y 1810. “En cada calle muchas piedras reviven momentos de historia que en la actualidad no recordamos, pero que en el pasado hay quedaron plasmados”, ha indicado.

“El Ayuntamiento y los colectivos deben de ser los padres de cuidar la ilusión a sus convecinos para que en cada evento de estas características el pueblo se implique, el pueblo sea conocedor de lo importantes que es velar por su arte, por su cultura, por sus costumbres y por su historia”, ha puntualizado la alcaldesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios