Subbética

Lucena encara su "cuarta ola" y escapa por una décima del cierre de la actividad no esencial

  • La incidencia del covid-19 se multiplica por diez y son 25 los pacientes ingresados en el Infanta Margarita de Cabra

  • El segundo cribado masivo finaliza con dos positivos entre las 514 pruebas practicadas en la Ciudad Deportiva

Segundo cribado masivo en Lucena. Segundo cribado masivo en Lucena.

Segundo cribado masivo en Lucena. / M. González

Una amenaza increíble y una liberación inverosímil. 999,9. Es el número más observado y menos asimilado este lunes en Lucena. Una sola décima posibilita a la localidad sortear la clausura del comercio no esencial. Una hipótesis pronosticada como “ruina acumulada” por el Ayuntamiento.

El avance de la mañana acentuaba la inquietud  ante la inminente publicación de los datos actualizados de la evolución de la pandemia en la web del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Lucena acumulaba el viernes una tasa de 934 contagios, en los últimos 14 días, y los peores augurios barruntaban el desplome al primer abismo del millar de casos en este parámetro.

La finura de la aritmética ha beneficiado a esta población de la Subbética porque continuará, como mínimo hasta el sábado, sometida, únicamente, al cierre perimetral, una limitación a la movilidad que permite, al menos, unas horas de desahogo a bares, restaurantes y negocios textiles, zapaterías, tiendas de mobiliario de hogar o de regalos y complementos.

Este pasajero alivio coexiste con la “complicada” realidad sanitaria, expone el alcalde, Juan Pérez (PSOE), quien sostiene que una “cuarta ola” agita actualmente al municipio. Al establecer las fases de la pandemia, a las tres comunes añade una cuarta particular en Lucena, sucedida entre septiembre y octubre.

Recuerda, con desazón, que hace 15 días, los datos traslucían “optimismo” puesto que el indicador de referencia no superaba los 100 casos por 100.000 habitantes. Dos semanas más tarde, la transmisión del virus “se ha multiplicado por diez”. Este lunes, Lucena ha registrado 77 nuevos contagios.

25 lucentinos ingresados en el Infanta Margarita

Sin ambages, la concejala de Servicios Sociales y Salud, Carmen Gallardo (PSOE), rescata los eslóganes de la primera fase y pide, nítidamente, a sus convecinos “que se queden en casa”, independientemente de “las medidas que vengan”. Por ello, aboga por “salir sólo lo necesario”.

Desde el Ayuntamiento cifran en 25 las personas residentes en Lucena que permanecen ingresadas en el Hospital Infanta Margarita de Cabra. La Caseta Municipal, lugar de implantación del dispositivo diario de test covid-19, acoge, jornada a jornada, la realización de unas 150 pruebas PCR y, en torno a un 30%, arrojan resultado positivo. El alcalde ha informado de que la Policía Local reorganizará el tráfico en el entorno del antiguo Recinto Ferial al objeto de evitar los colapsos de tráficos provocados por las largas hileras de vehículos cuyos ocupantes acuden a la citación de los rastreadores y del personal sanitario.

Cribado masivo en Lucena. Cribado masivo en Lucena.

Cribado masivo en Lucena. / M. González

Pérez ha avanzado que los portavoces de los grupos municipales ya estudian la reproducción en este ejercicio de las ayudas directas a comercios, autónomos y microempresas con la finalidad de amortiguar el feroz impacto de la emergencia sanitaria. Unas aportaciones municipales que, resalta Pérez, han de otorgarse con “la mayor agilidad y rapidez posibles”.

Dos positivos entre 514 pruebas 

Mientras tanto, este lunes se ha desarrollado el segundo cribado masivo en la localidad. Las 514 pruebas practicadas -un 51,4% de asistencia- han descubierto dos positivos. El Servicio Andaluz de Salud citaba a unas 1.000 personas en las instalaciones de la Ciudad Deportiva. Un camión itinerante de la consejería de Salud y Familias conforma una unidad móvil que realiza test de antígenos y extrae resultados en 15 minutos.

Cuatro meses después del primer testeo poblacional, los mismos errores. Mensajes que confunden identidades en la misma unidad familiar, números de teléfonos equivocados o nutridas filas a primera hora de la jornada.

“Si hubiera un poquito de más consciencia humana, esto tardaría menos, la gente joven sigue con los botellones y cree que esto no le va a llegar a ellos, cuando le llegue o a alguno de su familia, tomarán consciencia”, sentencia, en la cola, un hombre de unos 55 años que ha acudido con su mujer ante la incertidumbre del verdadero seleccionado. Un joven, de 20 años, situado detrás, replica que asiste pese a que alberga dudas sobre si realmente ha sido elegido. “Es importante venir”, afirma, “para no ir contagiando por ahí”, concluye.

Varios operarios de diferentes empresas lucen su mono y expresan quejas por la tardanza. También una empleada de la ayuda a domicilio: “me dijeron que perdiera un poco de una cosa y un poco de otra, pero con esta cola…”. Un hombre de unos 40 años opina que “este cribado debería ser obligatorio”, al igual que la vacunación y una mujer vaticina que “en esta ocasión van a salir más positivos”. El cribaje prosiguió durante la tarde. Cuatro oleadas y dos testeos. La pandemia prosigue zarandeando a Lucena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios