Provincia

La Junta paraliza las obras de restauración del alfar romano de Los Tejares de Lucena

Alfar romano de Los Tejares, localizado en Lucena. Alfar romano de Los Tejares, localizado en Lucena.

Alfar romano de Los Tejares, localizado en Lucena. / M. González

Un requerimiento de información remitido por el Servicio de Carreteras de la Delegación Territorial de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio al Ayuntamiento de Lucena ha implicado la suspensión de las obras de revalorización turística del yacimiento de Los Tejares.

Esta comisión encargada de la red viaria, en un escrito recibido el pasado 31 de marzo, instaba a la paralización de los trabajos, esgrimiendo como causa que el Consistorio no haya solicitado la preceptiva autorización previa a este órgano. Este proyecto se ejecuta en una superficie anexa a la carretera A-318.

La notificación cursada ha provocado que la Delegación de Obras desista de reanudar esta actuación suspendida, en principio, únicamente durante dos semanas por el reforzamiento de las medidas sobre actividades no esenciales que impusieron entre finales de marzo y principios de abril las disposiciones del estado de alarma.

El Ayuntamiento de Lucena argumenta, y así lo expresó en la respuesta formulada el pasado 3 de abril, que consideraba oportunamente aceptado este proyecto cuando obtuvo la aprobación de la Comisión Provincial de Patrimonio de Córdoba, dependiente de la Consejería de Cultura. Entre la documentación aportada, también adjuntó el proyecto básico de las obras, en su día ponderado de forma positiva por la Junta.

Por el momento, el departamento de Carreteras continúa sin responder a la alegación de la Delegación de Obras. Fuentes municipales aseguran que el Ayuntamiento de Lucena ha decidido paralizar la intervención hasta que esta controversia acabe de resolverse.

La edil de Obras, Mamen Beato, insiste en que al tratarse de un espacio arqueológico, el Ayuntamiento pidió autorización a Cultura "muchísimo antes de que empezara la obra". Además, puntualiza que "los técnicos" entienden que "no hacemos nada nuevo, es proteger y conservar".

La concejala socialista ha avanzado que la contestación definitiva de la Administración autonómica se aguarda "para esta misma semana". Otro asunto pendiente relativo a este alfar romano atañe a su catalogación como Bien de Interés Cultural (BIC). "Lo pedimos en 2018 y lo hemos vuelto a pedir a finales de 2019", detalla Beato.

La restauración de este conjunto, datado entre los siglos I y II de nuestra era, consta de un plazo de ejecución de ocho meses y la empresa Construcciones Almenur ya ha materializado el primer tercio. El presupuesto es de 347.000 euros y la financiación proviene de los Fondos Edusi.

El diseño contempla la adecuación de una galería lateral, el levantamiento de un edificio de una planta como centro de atención a visitantes, dos salas expositivas y aseos. Placas fotovoltaicas solares proporcionarán la iluminación y el diseño incluye un punto de acceso principal.

Los ocho hornos completos hallados en el subsuelo presentan plantas circulares o rectangulares y su diversidad se extiende al material original, tanto piedra como ladrillo o adobe. Junto a ellos, y en la superficie, se observa una novena estructura localizada en el transcurso de la ejecución de la variante de Lucena y que carece de cúpula.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios