Fernán Núñez

La Guardia Civil se incauta de más de 500 plantas de marihuana

  • El Instituto Armado detiene a un vecino como presunto autor de un delito de cultivo de droga y defraudación en la red eléctrica

Un agente en la plantación localizada en la localidad de Fernán Núñez. Un agente en la plantación localizada en la localidad de Fernán Núñez.

Un agente en la plantación localizada en la localidad de Fernán Núñez. / el día

La Guardia Civil ha desmantelado dos plantaciones clandestinas de producción y elaboración de marihuana que estaban camufladas en el interior de una vivienda y una nave anexa a la misma en Fernán Núñez, donde se encontraban 518 plantas de marihuana. La segunda fase de explotación de la operación Parásito ha propiciado el desmantelamiento de dos plantaciones en interior de producción intensiva de marihuana en el municipio y la detención de una persona, por su presunta implicación en los delitos de elaboración y cultivo de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

El Instituto Armado, en el transcurso de la fase de investigación, determinó que la plantación se encontraba en el interior de una vivienda y una nave anexa ubicada en las inmediaciones de la localidad y que la misma pudiera estar alquilada por dos jóvenes vecinos del municipio. A raíz de la investigación efectuada y de la colaboración existente entre la Guardia Civil y la compañía Sevillana-Endesa, se pudo saber que los citados inmuebles mantenían en las últimas semanas un elevado consumo de electricidad, así como que en la zona se estaban produciendo en el suministro eléctrico de los otros inmuebles de la zona, lo cual vino a reafirmar las sospechas que los guardias civiles mantenían sobre ambos inmuebles y permitió ubicar la plantación e iniciar la segunda fase de la explotación de la operación Parásito que se viene desarrollando tanto en la localidad de Montemayor como en Fernán Núñez.

Gracias a esta actuación, los cuerpos de seguridad han logrado aprehender el medio millar de plantas de marihuana en fase de crecimiento, de más de un metro y medio de altura, que se encontraban en dos plantaciones ubicadas en los dos inmuebles; una de ellas estaba oculta en un doble fondo del sótano de la vivienda. Igualmente se ha podido desmantelar un punto de venta de marihuana que los propietarios de la misma mantenían en su interior. Además gran cantidad de lámparas de alto voltaje, así como focos artesanales, extractores, aparatos de ventilación eléctrica, medidores de temperatura, todo ello, material que formaba parte de un complejo y sofisticado sistema de cultivo de marihuana. Para el funcionamiento de las instalaciones y maquinaria destinada al funcionamiento de la plantación era necesario un elevado consumo de energía eléctrica, motivo por el que habían practicado un enganche ilegal a la acometida general de la red eléctrica. El detenido y diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, señalaron ayer desde la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios