montemayor

La Guardia Civil desmantela un cultivo intensivo 'indoor' de mil plantas de marihuana

  • Arrestado un hombre acusado de producción de droga y defraudación del fluido eléctrico

Interior de la nave industrial que acogía la plantación. Interior de la nave industrial que acogía la plantación.

Interior de la nave industrial que acogía la plantación. / el día

Un millar de plantas de marihuana intervenidas y una persona detenida es el resultado de la denominada operación Parásito, que la Guardia Civil ha desarrollado en la localidad de Montemayor. El Instituto Armado, dentro del marco de los servicios establecidos para prevenir el tráfico y cultivo de sustancias estupefacientes en la provincia, ha desmantelado una plantación clandestina de producción y elaboración de marihuana que estaba camuflada en el interior de una nave industrial de la localidad de la Campiña Sur, donde se encontraba la marihuana en fase de crecimiento. Fruto de esta operación, los agentes han detenido a una persona por su presunta implicación en los delitos de elaboración y cultivo de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

La investigación se inició tras tener conocimiento el puesto de Fernán Núñez de la posible existencia de una "importante" plantación intensiva de marihuana que pudiera estar produciendo una "gran cantidad de droga como para, incluso, abastecer de dicha sustancia a una gran parte de la provincia de Córdoba", informó ayer la Comandancia.

La plantación se ocultaba en una nave industrial a las afueras del casco urbano

En el transcurso del operativo se pudo determinar que la plantación pudiera encontrarse en el interior de una nave industrial ubicada en las inmediaciones de la localidad y que la misma pudiera estar alquilada por un joven que residía en un anexo de la misma.

Producto de la "intensa" investigación efectuada por las patrullas de la cercana localidad de Fernán Núñez, los agentes lograron aprehender más de 1.000 plantas de marihuana, en fase de crecimiento, de más de un metro y medio de altura. Además, se intervinieron gran cantidad de lámparas de alto voltaje, así como focos artesanales, extractores, aparatos de ventilación eléctrica, todo ello, material que formaba parte de un complejo y sofisticado sistema indoor de cultivo.

Para el funcionamiento de las instalaciones, era necesario un elevado consumo de energía eléctrica, motivo por el que habían practicado un enganche ilegal a la acometida general de la red eléctrica. "De este modo, maximizaban beneficios y minimizaban costes de producción", ha informado la Comandancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios