Priego de Córdoba Interior supedita sus proyectos pendientes en Córdoba a la aprobación de los PGE

  • Grande-Marlaska asegura durante la inauguración del nuevo cuartel prieguense que la tasa de reposición en la Guardia Civil y la Policía Nacional será superior al 100% 

El ministro, Fernando Grande-Marlaska, con el alcalde, José Manuel Mármol, y los agentes de Priego de Córdoba. El ministro, Fernando Grande-Marlaska, con el alcalde, José Manuel Mármol, y los agentes de Priego de Córdoba.

El ministro, Fernando Grande-Marlaska, con el alcalde, José Manuel Mármol, y los agentes de Priego de Córdoba. / A. J. Roldán

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha apelado a la "responsabilidad" de los partidos políticos para poder sacar "adelante" unos "presupuestos mucho más sociales y mucho más preocupados por la realidad" y que supondrían un impulso a las infraestructuras pendientes en la provincia de Córdoba. Así respondió el responsable ministerial a una pregunta de el Día sobre las previsiones de su departamento para abrir el cuartel de Puente Genil, cuyas obras están finalizadas desde hace años, y para la construcción de las dos comisarías proyectadas en Córdoba capital.

Tras inaugurar las nuevas dependencias del Instituto Armado en Priego de Córdoba, el ministro se ha referido a la posibilidad de incrementar las plantillas de los cuerpos y fuerzas de seguridad y lo ha relacionado con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, que irán al Consejo de Ministros de hoy viernes, según adelantó el presidente Pedro Sánchez. El titular de Interior y responsable de Policía Nacional y Guardia Civil ha dicho que "va a haber una reposición del 100%, más un 15% en Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, más que la función pública", si bien ha señalado que para continuar esta senda es importante que se aprueben las cuentas.

"Si este país es el país de todos, rememos todos por él", ha animado Grande-Marlaska, que ha pedido "responsabilidad en el conjunto de los partidos políticos". Ha recordado, no obstante, que su Ministerio viene de una situación en la cual "en estos últimos siete años la Guardia Civil perdió entre 5.000 y 6.000 efectivos", y ha comparado el gasto en seguridad de los dos últimos gobiernos de España. Así, según dijo, cuando José Luis Rodríguez Zapatero dejó el Gobierno, el gasto en seguridad era del 0,63% del Producto Interior Bruto (PIB), mientras que, cuando lo dejó Mariano Rajoy, este gasto era "del 0,52%". "Vamos a revertir y volver a la situación anterior", ha asegurado.

Grande-Marlaska, acompañado del delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, fue recibido por autoridades locales, encabezadas por el alcalde prieguense, José Manuel Mármol (PSOE), y provinciales, como el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, o la subdelegada del Gobierno, Rafaela Valenzuela, así como altos mandos de la Comandancia de la Guardia Civil, entre ellos el teniente coronel Juan Carretero.

Tras un acto solemne, visitó las nuevas instalaciones en cuyo acceso principal descubrió la placa en recuerdo de esta jornada, compartiendo con los responsables del puesto de Priego un recorrido por estas dependencias en las que la treintena de agentes que componen la plantilla ya presta la totalidad de los servicios adscritos a esta unidad. "Así seguirán trabajando y prestando servicio como lo han hecho durante los últimos 170 años", comentó el ministro, quien quiso subrayar la importancia de la "coordinación entre instituciones" como germen de este proyecto que surgió con la cesión de la parcela de 4.000 metros cuadrados donde ahora se alza el complejo.

Las dependencias han supuesto una inversión superior a los dos millones de euros

Las obras de construcción del nuevo cuartel fueron adjudicadas en su momento a la Unión Temporal de Empresas formada por las empresas Teginser y Construcciones Granadal, siendo el importe de la adjudicación de casi 2,3 millones de euros.

Grande-Marlaska resaltó el papel de la Benemérita y la Policía Nacional como "garantes de nuestros derechos y libertades fundamentales". Establecen "un espacio público donde todos podemos ejercer nuestros derechos y libertades dentro de la pluralidad y la diversidad que nos hace más grandes", todo ello "en un entorno seguro, seamos como seamos", tal y como se refleja en el artículo 104 de la Constitución.

A la llegada del ministro, una veintena de funcionarios de prisiones le recibió con una sonora pitada, acompañada por bocinas, en demanda de mejoras salariales y laborales que equiparen a este colectivo con otros trabajadores públicos, en línea con la campaña de movilizaciones convocadas en todo el país.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios