Provincia

El Gobierno afirma que los municipios se pelearán por acoger el almacén nuclear

  • El Ejecutivo anuncia que el concurso para ubicar el complejo será "tras el verano"

Comentarios 1

El Gobierno ha decidido retomar la búsqueda del lugar donde ubicar el complejo al que irán a parar los residuos radiactivos de alta actividad, el llamado Almacén Temporal Centralizado (ATC), tras los sucesivos parones que ha tenido la iniciativa, sobre todo, para no hacer coincidir su debate con épocas electorales. El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, aseguró hoy que el concurso para acoger el ATC saldrá "después de verano" y vaticinó "una pelea" entre los ayuntamientos interesados. Ese ATC vendrá a sustituir al complejo ideado en un primer momento -hace ya décadas- para ese tipo de residuos, el Almacén Geológico Profundo (AGP), en el que esa basura nuclear iría enterrada y para el que, entre otros lugares de España, se hicieron catas en Los Pedroches.

Sebastián ha insistido en que después del verano se sacará el concurso y será entonces cuando "veremos los ayuntamientos que desean alojar el almacén y elegiremos el mejor emplazamiento en consenso". El ministro está convencido de que "va a haber muchos candidatos, va a haber pelea para acogerlo". Desde la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (Enresa), responsable de El Cabril -centro que no puede acoger estos residuos- y que será la encargada de las instalaciones, han subrayado en numerosas ocaciones que el ATC nunca será impuesto sino que su ubicación vendrá tras un proceso democrático al que optarán todos aquellos ayuntamientos que deseen acogerlo. Además, han subrayado que puede estar ubicado incluso en un polígono industrial.

También ha hablado al respecto el portavoz del PSOE en materia nuclear, Francesc Vallès, quien considera que la construcción del ATC "es urgente, dado el elevado estado de saturación de las piscinas de las centrales nucleares donde se almacena el combustible gastado, la reciente decisión de cerrar Garoña en 2013 y la necesidad de un espacio donde depositar los residuos que están actualmente almacenados en otros países [como Francia, donde reposan los restos de la central quemada de Vandellós I] y que deben volver a España". La construcción de este almacén es un mandato parlamentario de la Comisión de Industria, que en el año 2004 instó al Gobierno a poner en marcha el proceso.

El ATC es una instalación diseñada para guardar en un único lugar el combustible gastado de las centrales nucleares y los residuos de alta actividad que se producen en España -unos 12.816 metros cúbicos en total-. La instalación no genera energía, ni es contaminante. El ATC estará integrado en un gran parque tecnológico que aprovechará la actividad de la instalación para potenciar programas de investigación, desarrollo e innovación y que colocará a España a la vanguardia en I+D+i, segun Enrersa. Además, el entorno de la instalación se beneficiará directa e indirectamente de él. De hecho, el municipio que lo acoja recibirá 11.5 millones en ayudas anuales y casi 700 millones de inversión en el almacén. En la construcción del ATC se crearán unos 300 empleos, y su funcionamiento garantizará más de un centenar de puestos de trabajo estables durante 60 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios