diputación

Fimart cierra sus puertas con un 'showcooking' con aceite de oliva virgen extra

  • Asaja y Galpagro presentan el proyecto Life 'Resilience' para la prevención de la Xylella Fastidiosa

Juan José Ruiz, de La Salmoreteca, en plena demostración. Juan José Ruiz, de La Salmoreteca, en plena demostración.

Juan José Ruiz, de La Salmoreteca, en plena demostración. / el día

El palacio de la Merced, sede de la Diputación, acogió ayer la clausura de la quinta edición de Fimart, la Feria de Innovación Smart Rural, impulsada por el Instituto Provincial de Desarrollo Económico (Iprodeco) con la colaboración de Rurápolis, que ha estado marcada un año más por la presentación de las novedades para el sector. El diputado de Juventud y Deportes, Martín Torralbo, recordó "la importancia que el sector de la agricultura, la ganadería y el agroalimentario tiene en la provincia de Córdoba como principal actividad económica y como motor de desarrollo por lo que esta feria se ha convertido en un gran escaparate para dar a conocer las últimas novedades y mejorar así la competitividad".

En este marco se ha desarrollado un showcooking de promoción del aceite de oliva virgen extra cordobés de la mano de Juan José Ruiz, de La Salmoreteca, en el que se ha mostrado la elaboración de cinco salmorejos: el tradicional, el de remolacha, el de aguacate, la mazamorra y un innovador salmorejo de ostras y algas marinas, todos ellos aderezados con aceite de oliva virgen cordobés.

El socio-director de Rurápolis, Miguel Ángel Molinero, hizo un balance de la feria y destacó que "Fimart ha contado este año con numerosas novedades como la participación de las asociaciones panamericana, española y mundial de Ingenieros Agrónomos, así como la presencia de grandes empresas financieras y del sector asegurador". Molinero, además, resaltó la participación de los inscritos en las actividades demostrativas y en los talleres y aseguró que esta edición ha contado con más de 1.400 inscripciones; 42 en el networking; 60 reuniones comerciales y más de 24 inscritos en el punto de encuentro entre oferentes y demandades de empleos.

En el mismo marco de Fimart, Asaja y Galpagro presentaron ayer el proyecto europeo Life Resilience, que pretende buscar prácticas sostenibles y productivas para la prevención de Xylella Fastidiosa en las plantaciones de olivar y almendro en intensivo. El principal objetivo de este proyecto, que cuenta con un presupuesto total cercano a los tres millones de euros, es conseguir desarrollar unas variedades de olivo que sean lo más tolerantes posible a la Xylella Fastidiosa y a otros patógenos, minimizando las pérdidas que hasta ahora conlleva tener una plantación infectada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios