dos torres

Epremasa adjudica por 1,1 millones de euros el sellado del antiguo vertedero

  • El depósito, que ocupa 193.000 metros cuadrados, lleva sin uso desde 2006

  • La UTE Sepisur XXI será la encargada de ejecutar el proyecto, que se licitó por 3,047 millones

Un técnico revisa unas manchas de lixiviados. Un técnico revisa unas manchas de lixiviados.

Un técnico revisa unas manchas de lixiviados. / el día

La Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente (Epremasa), dependiente de la Diputación de Córdoba, ha adjudicado a la unión temporal de empresas (UTE) Sepisur XXI por 1,1 millones de euros el sellado del vertedero de la localidad de Dos Torres, con una superficie de 193.150 metros cuadrados y que se encuentra abandonado desde 2006, tras 15 años de uso. La instalación se sitúa a unos tres kilómetros del casco urbano de la localidad en una zona del término municipal donde apenas existe actividad, ni siquiera explotaciones ganaderas como es habitual en la comarca pedrocheña.

Y es que, tal y como viene recogido en el proyecto técnico, la instalación "no cumple con las prescripciones impuestas" en el Real Decreto que regula la situación de los vertederos para residuos no peligrosos, como es el caso de las basuras domésticas. El diseño de la clausura, por tanto, se realiza buscando "evitar riesgos para la salud humana así como su deterioro para el medio ambiente". El documento de la sociedad que preside la diputada provincial Auxiliadora Pozuelo, en concreto, se pone como retos asegurar su estabilidad; evitar que, una vez clausurado, se convierta en una fuente de contaminación hídrica debido a la producción de lixiviados; eliminar los malos olores y otras fuentes de infección de carácter higiénico y, por último, paliar el impacto visual, para lo cual se integrará el vertedero en su entorno.

Las obras consistirán en la colocación de una barrera de separación entre los residuos sólidos urbanos y el medio que los rodea para impedir cualquier infiltración de aguas de lluvia y escorrentías superficiales que puedan provocar la formación de lixiviados y la salida incontrolada de gases. Y es que por las lindes norte y noroeste de la parcela discurren los arroyos Delgado y Jaro, respectivamente, que confluyen en la zona del vertedero, por lo que éste queda en su zona de policía, que es como se denomina. Como advierte el documento técnico, para intervenir aquí es necesario por tanto la autorización de la Confederación Hidrográfica del Guadiana. Terminadas las obras, el proyecto incluye la implantación de una cubierta vegetal a base de jaras, cantuesos, aulagas o retamas.

Tras la clausura de la zona de vertido, Epremasa transformó las instalaciones en una planta de transferencia de residuos, desde donde las basuras se transportan al Complejo Medioambiental de Montalbán. Allí son procesadas en la planta de compostaje, con el objetivo de recuperar una parte como abono orgánico. Los envases son clasificados en la planta automática de separación.

La instalación del municipio usía sigue dando servicio a numerosos municipios de la comarca de Los Pedroches: Alcaracejos, Añora, Belalcázar, Conquista, Dos Torres, El Guijo, El Viso, Fuente la Lancha, Hinojosa del Duque, Pedroche, Pozoblanco, Santa Eufemia, Torrecampo, Villanueva de Córdoba, Villanueva del Duque y Villaralto. Todos suman una población de 54.500 habitantes aproximadamente. La producción anual de residuos aproximada es de 20.200 toneladas de materia orgánica y de 790 toneladas de envases. La planta de transferencia consta de una playa de descarga asociada a unos muros de descarga por gravedad, donde los camiones de recogida domiciliaria de su área de influencia depositan las basuras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios