Provincia

Desarticulan una banda dedicada a nacionalizar a falsos saharauis

  • La operación ha sido coordinada por un Juzgado de Puertollano y han sido detenidas ocho personas en todo el país: una de ellas residía en el municipio santaellano

Comentarios 1

La Guardia Civil ha desarticulado una organización dedicada al tráfico ilegal de ciudadanos magrebíes, a los que hacía pasar por saharauis para obtener así la nacionalidad española. En total se han detenido a ocho personas vinculadas a esta banda en las provincias de Ciudad Real, Córdoba, Jaén, Toledo y Alicante. Los detenidos son S. M. D. y M. F. M. F. O., vecinos de Puertollano; M. D. S. A. de Yeles (Toledo); M. S. S. E. K. y L. D. M. S., de Alcalá la Real (Jaén); B. M. L. H., apresado en Mengíbar (Jaén), K. N. H. con domicilio en Elda (Alicante) y M. D. S. vecino de Santaella.

La operación Desierto se inició el 12 de noviembre del año pasado tras tener conocimiento, en el Juzgado de Puertollano (Ciudad Real), de la existencia de una red delictiva que se dedicaba a la regularización fraudulenta de ciudadanos magrebíes. Según la Guardia Civil, la red organizada actuaba aprovechando la cobertura legal existente tras una reciente sentencia del Tribunal Supremo que obliga a las instituciones a devolver la nacionalidad española a los saharauis nacidos antes del año 1979.

La labor de los miembros de la red consistía en alojar a los inmigrantes en unas viviendas alquiladas y empadronarlos en estos domicilios mediante documentación falsa a cambio de una cantidad de dinero que oscilaba entre los 400 y los 600 euros. También les acompañaban a los distintos organismos oficiales y les cumplimentaban los formularios.

La organización llegó a presentar cada día en el Juzgado de lo Civil de Puertollano entre cinco y 15 peticiones, dejando siempre los mismos teléfonos de contacto y los mismos domicilios. Los falsos saharauis que acudían al Juzgado lo hacían por separado, acompañados siempre de un guía, pero finalmente acababan reuniéndose en los domicilios de la red. Tras presentar la documentación, eran acompañados a distintas entidades bancarias a hacer imposiciones de entre 400 y 600 euros en metálico, que era el pago obligado.

En la operación se han realizado 12 registros en los domicilios utilizados por la banda y en las viviendas de los detenidos, donde se ha intervenido abundante documentación y material usado en la falsificación de documentos.

En el interior de dichos domicilios también vivían inmigrantes en situación irregular, que han sido detenidos y puestos a disposición de la Policía Nacional, competente en materia de expulsiones.

El operativo desarrollado en Santaella se realizó a primera hora del pasado viernes, cuando numerosas patrullas de agentes rodearon la vivienda de M. D. S., al que detuvieron. Además, la Guardia Civil se llevó al menos seis ordenadores y diverso material. En la vivienda del arrestado llegaron a estar a empadronados el pasado año hasta 40 personas. Esta actuación policial alertó a los vecinos de la zona de la avenida Blas Infante de Santaella, que se vieron sorprendidos por las dimensiones de la operación. El detenido es un experto informático y de hecho ha impartido cursos formativos en distintos centros del municipio santaellano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios