Subbética

Desalojan dos fiestas y denuncian a un bar por incumplir el horario en el inicio del cierre perimetral de Lucena

  • La Policía Local también ha denunciado a cuatro personas por circular, sin causas justificadas, durante el toque de queda

  • Varios policías nacionales han resultado heridos este fin de semana al evitar una ocupación

Agentes de la Policía Local de Lucena en un control de la movilidad entre municipios. Agentes de la Policía Local de Lucena en un control de la movilidad entre municipios.

Agentes de la Policía Local de Lucena en un control de la movilidad entre municipios. / El Día

Mientras la tasa de contagios por 100.000 habitantes excede en Lucena, otra vez, de los 500 casos –una cifra que se remonta al mes de septiembre- y fallecen otros dos vecinos por covid-19 –las víctimas mortales ascienden, en total, a 17-, son varias las denuncias formuladas por la Policía Local en los últimos días por infracciones relativas a las restricciones sanitarias impuestas por la frenética evolución de la pandemia.

En los cuatro primeros días de vigencia del cierre perimetral de la localidad y de las disposiciones reflejadas en el nivel 4 –máximo- de alerta diseñado por la Junta de Andalucía, la Policía Local ha denunciado a cuatro personas por circular, sin causa justificada, entre las 23:00 y las 06.00, ciclo horario del toque de queda propuesto por el Gobierno Central.

Además, los agentes municipales han procedido al desalojo de una fiesta que tenía lugar en el interior de un domicilio ubicado en la calle Gonzalo Baena, cursando la correspondiente denuncia al propietario. Igualmente, se ha disuelto una reunión de diez personas –todas ellas denunciadas-, quienes compartían otra fiesta privada en el aparcamiento del número 70 de la calle El Peso.

Finalmente, las actuaciones han comprendido la denuncia, este último viernes, a un bar por vulnerar el horario de cierre permitir la permanencia de clientes, más allá de las 22:30 horas, consumiendo en el interior del local.

El Ayuntamiento comunica que la Policía Local ha efectuado visitas rutinarias a establecimientos hosteleros y ocio a fin de “informar” de las nuevas directrices, afrontando, asimismo, la vigilancia de parques y plazas con el objetivo de “evitar concentraciones de personas".

Cinco puntos de control en accesos y salidas

Encuadrado este servicio en el dispositivo coordinado por la Subdelegación del Gobierno, los efectivos policiales locales han instalado cinco puntos de control en los accesos y salidas del municipio, concretamente, en la A-45, tanto en Lucena Sur como Norte; en el puente de Córdoba y carretera de Cabra.

El concejal de Seguridad Ciudadana, José Pedro Moreno (PSOE), ha aseverado que la Policía Local “ha hecho, escrupulosamente, los controles que tenía que hacer y que correspondían”, exactamente, ha dicho, “dos, todos los días”, complementando los dispositivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En el primer tramo de vigencia de las prohibiciones de mayor severidad en el distrito sanitario sur, la Policía Local de Lucena, afirma Moreno Víbora, “ha trabajado bastante y con mucha intensidad”, acudiendo, periódicamente, tanto al cementerio, “para impedir masas incontroladas”, como al mercadillo privado.

Aún así, el edil socialista sentencia que “lo máximo y lo fundamental es la responsabilidad” porque, añade, “no podemos tener a un policía para cada ciudadano”.

"Hemos tenido los turnos mínimos completos"

Cuestionado por los dos recientes episodios de robos por alunizaje en Lucena, el concejal del ramo únicamente ha manifestado que obedecen a delitos “que son competencia de la Policía Nacional y sería conveniente que le preguntarais a ellos porque llevan directamente la intervención, el seguimiento y todas las detenciones que puedan ocurrir”. En cualquier caso, sí ha precisado que la seguridad ciudadana “nos preocupa muchísimo”.

Aparte de los asaltos a dos establecimientos comerciales, en sólo una semana, este domingo varios policías nacionales resultaron heridos al impedir una ocupación en la calle Arena. Una persona acabó detenida por este suceso.

Y un policía local, que patrullaba solo, sufrió diversas lesiones al intervenir en una reyerta. Este agente desarrollaba sus funciones en solitario porque el turno se reducía a cinco uniformados –dos posicionados en el interior de la Jefatura y tres en la vía pública-.

El concejal de Seguridad Ciudadana ha achacado este “desajuste” a una “baja imprevista” que “no se comunicó en su momento al jefe de la Policía Local”. Moreno Vibora ha asegurado que la incidencia “se corrigió”.

Por lo demás, ha insistido en que, desde el jueves al lunes, mañana, tarde y noche “hemos tenido los mínimos completos, los que se deben tener”, prefiriendo omitir el número preciso de policías “por temas de seguridad”, aunque sí ha mencionado que correspondían a “tres parejas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios