Provincia

Declaran de titularidad pública la nueva parcela donde se ubicará la vaquería

  • Ahora se abre un periodo de exposición pública para alegaciones

Comentarios 3

El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) ha publicado la propuesta de aprobación de declaración de utilidad pública e interés social del proyecto de actuación en suelo no urbanizable para actividad de explotación de ganado vacuno en la nueva parcela en la que se instalará la vaquería de Fuente Palmera, tras una "lucha" para su cierre que se remonta a 1992 con acuerdos y sentencias favorables al afectado por este recinto ganadero, Francisco Adame.

Según detalla el anuncio del BOP, el Ayuntamiento en Pleno, en sesión extraordinaria urgente, celebrada el día 8 de marzo, acordó aprobar el proyecto de actuación en suelo no urbanizable promovido por el vaquero para la actividad de explotación de ganado vacuno en la parcela número 7 del polígono 4 del término colono, concretamente en un terreno ubicado entre Fuente Palmera y la aldea de La Ventilla.

Tras esta publicación en el BOP se abre un periodo de exposición pública para presentar alegaciones en unos 20 días, aunque el afectado no cree que "existan alegaciones de fuerza mayor que anulen el proyecto". Después se elevaría a Pleno para leer las alegaciones, en el caso de que las haya, y "se da vía libre para la construcción de la nueva vaquería", que el vaquero tendrá que edificar en un plazo de cuatro meses y en el caso de no cumplir se enfrentaría a multas mensuales de "hasta 21.000 euros".

Así lo destacó ayer el afectado, quien indicó que "las guías ganaderas las tiene el Ayuntamiento y podría ejecutar la sentencia de cierre del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y llevar al matadero los animales", que esta misma semana se ha sentado por segunda vez en el banquillo de los acusados por la presunta comisión de un delito de desobediencia por el que la Fiscalía le pide diez meses de prisión.

Al respecto, el afectado apuntó que el vaquero acudió al juicio celebrado en el Juzgado de lo Penal número dos, pero comentó que teniendo en cuenta la pena, inferior a dos años, "no va a ir a la cárcel", aunque matizó que "puede llegar el momento en el que sí vaya, por acumular penas". Así, también recordó que ya fue condenado a siete meses de prisión por un delito de desobediencia grave a la autoridad, cometido al no cumplir en el 2009 la orden del Ayuntamiento para que cerrara la explotación.

La última causa se refiere a hechos que ocurrieron a finales de noviembre de 2010, cuando el vaquero "se negó rotundamente a que la Policía Local realizara las actuaciones que pretendían" tras ser advertido de que se llevaría a cabo el cierre de la instalación y que podría incurrir en un delito de desobediencia grave a la autoridad si se oponía. de todo el procedimiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios