Subbética

Cultura renueva la autorización del proyecto de consolidación de la muralla de Cabra

  • El presupuesto general es de 1,6 millones de euros

Viviendas en la ladera de la Villa de Cabra. Viviendas en la ladera de la Villa de Cabra.

Viviendas en la ladera de la Villa de Cabra. / El Día

La Comisión de Patrimonio de la Delegación de Cultura ha renovado la autorización del proyecto de consolidación de la muralla de Cabra y su entorno, según ha informado la delegada del ramo, Cristina Casanueva, quien ha explicado que el mismo plantea las actuaciones necesarias para finalizar la fase anterior ejecutada, garantizar la estabilidad de la zona, de las viviendas y los tramos de muralla comprometidos, así como ejecutar las estructuras de contención imprescindibles y la consolidación de los restos de muralla existentes.

El presupuesto general es de 1,6 millones de euros. El proyecto contempla medidas correctoras a los problemas de estabilidad, trabajos de recuperación y consolidación, así como otras medidas complementarias.

En el primer caso, según la información facilitada por la Junta, se tienen que completar los trabajos de estabilización de la ladera, ejecutados al 80 % en la primera fase, con la inyección de cemento-bentonita, anclajes o drenajes, entre otros. Se trata de mejorar el suelo de la ladera de la Villa mediante una sucesión de contrafuertes de inyecciones armadas dispuestos linealmente. En paralelo, es necesaria la construcción de nuevos muros anclados a las armaduras ya ejecutadas, que terminen de contener la calle superior.

La Junta ha destacado que las actuaciones de reparación, consolidación o reedificación de estructuras son fundamentales para la seguridad del área de actuación, mediante la reordenación del espacio con nuevos accesos y recorridos que aumenten el valor del conjunto.

En concreto, se van a restituir las dos líneas de muro existentes en la ladera: el muro alto coincidente con la alineación de la calle Ana de la Rosa y el muro situado a media ladera, que define una plataforma intermedia, comunicada con la calle Ana de la Rosa mediante escalera de acero corten con pasamanos de madera. Los nuevos muros se ejecutan en hormigón armado, anclados a las armaduras tubulares que atraviesan la ladera; revistiéndose con mampostería por la cara exterior.

Los muros de mampostería existentes, por su parte, se repararán y se reforzarán mediante inyección. Mientras, la cara interior del muro intermedio se revestirá con chapa de acero corten.

Tanto en la calle Ana de la Rosa como en la plataforma intermedia se dispone solería de adoquín de granito sobre solera de hormigón. La iluminación se llevará a cabo mediante luminarias empotradas en muros y pavimento.

Por último, se contemplan también medidas complementarias de drenaje, reparación de la red de alcantarillado y reposición de pavimentos y demás elementos dañados durante las obras, incluyendo la restitución de la urbanización del paseo bajo de las traseras de calle Tinte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios