EPA

Córdoba registra un leve descenso en el paro aunque mantiene una tasa del 33%

  • Todos los sectores, excepto los servicios, registran una pérdida de puestos de trabajo en el último año. Córdoba es la segunda provincia andaluza con la tasa de paro más baja tras un nuevo descenso

Comentarios 0

No se puede hablar todavía de cambio de tendencia en el terreno laboral pero al menos los datos del paro han dado un respiro a Córdoba en el inicio del año en un contexto general abrumador tras superarse la barrera de seis millones en el conjunto de España. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el primer trimestre -entre enero y marzo- ha conseguido sacar de las listas del paro a 5.000 cordobeses con respecto al úlitmo trimestre de 2012. Las campañas agrícolas, acompañadas sobre todo de la contratación en los servicios con la temporada turística adelantada por la Semana Santa, han sido los motivos por los que este primer trimestre ha sido positivo. Normalmente, el inicio del año es benévolo por los contratos en el campo, pero el buen comportamiento de la rama terciaria ha mejorado este balance. 

No obstante, las cifras de desempleados siguen siendo alarmantes. La provincia cuenta con 126.100 personas sin trabajo y la tasa de paro se sitúa en el 33,3%, lo que quiere decir que uno de cada tres cordobeses en edad de trabajar no encuentra un empleo. Como lectura positiva hay que tener en cuenta que en estos momentos Córdoba cuenta con el porcentaje de desempleo más bajo de Andalucía después de Sevilla, que está en el 33,1%. Cádiz, que es la provincia con una situación laboral más parecida, supera el 41% de paro, un dato espeluznante. Tanto la capital cordobesa como la gaditana fueron consideradas, antes incluso de que estallara la crisis, zonas de actuación preferente para planes de empleo, ya que contaban con un mercado laboral muy delicado. Las dos partían de la misma base y la decadencia económica no ha hecho otra cosa que empeorar las perspectivas de mejora. Otro punto positivo es que el balance interanual arroja 500 parados menos, es decir que ahora hay medio millar de cordobeses menos sin trabajo.

En cuanto a los sectores, todas las actividades económicas han perdido empleos con respecto al año pasado, excepto los servicios. La construcción sigue su caída libre. Pese a que ya ha pasado mucho tiempo desde el estallido inmobiliario que provocó un auténtico crack en el ladrillo y el paro subía sin techo, todavía sigue produciéndose pérdidas de puestos de trabajo y en este último año la merma ha sido de 5.100 personas. La agricultura también sufre su crisis particular debido a la sequía del año pasado que dejó el campo con menos peonadas disponibles para los jornaleros y el balance es de 3.700 ocupados menos. La industria también está notando la pérdida del tejido productivo de la capital con el cierre progresivo de empresas de referencia o la bajada de la capacidad productiva. Esto ha provocado que en el último año hayan desaparecido 2.600 empleos en la industria cordobesa. Los servicios, por último, es la rama que más ocupados ofrece y en estos 12 meses ha ganado 2.000 empleados.

El portavoz del gobierno municipal, Miguel Ángel Torrico, valoró ayer la EPA y dijo que la reducción "no es un número excesivamente espectacular", pero "sí indica que se está revirtiendo la destrucción de empleo, se empieza a crear empleo y vamos por el camino correcto para mejorar la lacra del paro", que, apostilló, "es la única y principal preocupación que tiene el gobierno municipal del PP".

Los sindicatos CCOO y UGT, por su parte, lamentaron que las políticas del Gobierno no van a permitir que estos datos positivos se mantengan en el tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios