Diputación

La provincia de Córdoba comienza la transición hacia una economía baja en carbono

  • La institución provincial gestionará 135 actuaciones por valor de más de 41 millones de euros

Placas fotovoltaicas en Montemayor.

Placas fotovoltaicas en Montemayor. / El Día

La provincia de Córdoba se dirige hacia un modelo de territorio más verde y sostenible y para lograrlo la Diputación apuesta por llevar a cabo una transformación más eficiente en la que se tengan en cuenta los recursos disponibles para satisfacer las necesidades presentes, sin comprometer las del mañana.

La institución provincial ha informdo de que trabaja desde el 2017 en el programa Economía Baja en Carbono para entidades locales, cuyas solicitudes fueron presentadas por la institución provincial al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), en el marco del programa operativo Feder Plurirregional de España (POPE) 2014-2020.

Se trata de un proyecto muy importante en el que han tomado un papel fundamental los ayuntamientos de la provincia, mostrando desde un primer momento,”su disposición y agradecimiento ya que, sin el apoyo de Europa y de la Diputación, no hubieran podido hacer frente a estas actuaciones”.

Así lo ha destacado la delegada de Asistencia Económica a los Municipios y Mancomunidades, Dolores Amo, quien además ha asegurado que “las intervenciones están consistiendo en la renovación del alumbrado exterior, la mejora de la eficiencia energética, el fomento de la movilidad urbana sostenible y el uso de energías renovables de usos térmicos con lo que se conseguirá la reducción de la huella de carbono en nuestra provincia, como la biomasa o la fotovoltaica”.

41 millones de inversión 

Con la intención dar respuestas integradoras y sostenibles a las demandas futuras en el marco de la recuperación económica de la provincia, la institución provincial ha sido la encargada de llevar a cabo y tramitar las ayudas con el IDAE. En total, se han presentado 135 proyectos por un importe total de inversión de 41 millones de euros, habiendo recibido resolución favorable de 89 proyectos por valor de 28,4 millones, lo que supone un 66% del total de proyectos.

Luminarias en Aguilar de la Frontera. Luminarias en Aguilar de la Frontera.

Luminarias en Aguilar de la Frontera. / El Día

Los fondos europeos aportan el 80% del presupuesto de las actuaciones, mientras que la Diputación se encarga, además de cofinanciar, de tramitar los proyectos, de actuar como representante de los ayuntamientos, que aportan una cantidad menor del presupuesto de obra.

Del total de los 135 proyectos presentados -de los que ya se han iniciado 63 obras y cuya inversión asciende a más de 40,9 millones de euros-, un total de 56 atienden a la renovación del alumbrado exterior por unos de tecnología led, con una inversión inicial de 18.615.538 euros, de los que se obtendrá una ayuda europea de 13,5 millones de euros.

Esta renovación permitirá un ahorro estimado de 17 millones de kw/h, dejando así de emitir a la atmósfera un total de 68.000 toneladas de CO2 al año, lo que equivale al CO2 que absorben 18.000 árboles anualmente y lo que supondría la reducción de emisiones de 12.000 coches con un recorrido de 10.000 kilómetros al año.

En cuanto a las actuaciones presentadas referentes a la rehabilitación energética tanto de edificaciones municipales, como de centros educativos, bibliotecas y ayuntamientos cambiarán sus cerramientos y sistemas de climatización por unos de energía renovable, se han presentado 41 proyectos, con una inversión inicial de casi 13,8 millones de euros.

La suma de estos proyectos permitirán que en la provincia de Córdoba cuente con una reducción de CO2 equivalente al que absorben casi 5.972 árboles anualmente aproximadamente, lo que supondría, además, la reducción de emisiones de 30.000 coches con un recorrido de 10.000 kilómetros al año.

Energías renovables

En el caso de la gestión de energías renovables, la Diputación de Córdoba permitirá la sustitución de calderas de gasoil por unas de biomasa en edificios de ocho localidades: Almedinilla, Añora, Espiel, Fuente Tójar, Hinojosa Del Duque, Montalbán, La Victoria y Villaralto, lo que supondrá un presupuesto inicial de 936.132 euros, de los que la Unión Europea aportará 469.512, la Diputación 108.061 euros y los ayuntamientos, más de 81.000 euros. Estas calderas permitirán una reducción del gasto de energía de casi del 59%.

Además, el proyecto europeo de Economía Baja en Carbono permitirá la instalación de placas fotovoltaicas, gracias a la presentación de 23 proyectos, lo que permitirá la generación eléctrica para el autoconsumo en edificios municipales, cuyo presupuesto inicial asciende a 4.946.332 euros; y en cuanto a las actuaciones presentadas para el aprovechamiento de la energía aerotérmica, se llevarán a cabo tres actuaciones en los municipios de Encinarejo, La Carlota y Santa Eufemia, con una inversión inicial de 537.324 euros.

Otro de los objetivos de la Diputación de Córdoba se centra en fomentar la peatonalización de diversos entornos urbanos ya que se llevarán a cabo cinco actuaciones en Bujalance, Castro del Río, Moriles, Rute y Villafranca de Córdoba, por un importe inicial de 3.034.186 euros para la implantación de Planes de Movilidad Urbana Sostenible. La redacción de cada uno de estos proyectos lleva aparejado un Estudio para la evaluación de la reducción de emisiones que pone de manifiesto una disminución de emisiones de CO2 estimadas entre un 6,8 y un 15,41%.

Estrategia Europa 2020

La Estrategia Europa 2020, en la que se enmarca el proyecto Economía Baja en Carbono, debe permitir a la UE alcanzar un crecimiento inteligente, a través del desarrollo de los conocimientos y de la innovación; sostenible, basado en una economía más verde, más eficaz en la gestión de los recursos y más competitiva; e integrador, orientado a reforzar el empleo, la cohesión social y territorial.

El CO2 cobra especial relevancia por su efecto sobre las condiciones climáticas del planeta debido a que es un gas de larga permanencia, es decir, es un gas que permanece activo en la atmósfera durante mucho tiempo, de ahí su importancia para erradicar o disminuir estas emisiones.

La Unión Europea tiene como meta primordial su evolución hacia una sociedad con bajas emisiones de carbono y por ello tiene marcadas como metas la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (gei) en un 20% (30% si se alcanza un acuerdo internacional); el ahorro del 20% del consumo de energía mediante una mayor eficiencia energética, además, en cada país el 10% de las necesidades del transporte deberán cubrirse mediante biocombustibles; y promover las energías renovables hasta el 20%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios