Provincia

Cae una organización que transportaba grandes cantidades de hachís a Francia

  • La Guardia Civil detiene a siete personas y requisa más de cuatro toneladas de droga

  • Empleaban furgones con el logotipo falsificado de una conocida empresa de paquetería

Furgoneta con fardos incautada en Benamejí. Furgoneta con fardos incautada en Benamejí.

Furgoneta con fardos incautada en Benamejí. / El Día

Más de cuatro toneladas de hachís incautadas y siete personas detenidas son algunas de las cifras que deja la operación Marwone, desarrollada por la Guardia Civil de Córdoba y que ha logrado desmantelar una activa estructura que transportaba droga desde la Costa del Sol hasta Francia. Según ha informado este sábado la Comandancia, la droga era transportada utilizando furgonetas con serigrafía falsificada de una conocida empresa de paquetería.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de mayo, cuando una patrulla trató de identificar, en un control rutinario en la autovía A-45, un furgón sospechoso y, ante el requerimiento de los agentes, el conductor hizo caso omiso, inició la huida y abandonó el vehículo en una de las salidas de la autovía, a la altura de la localidad de Benamejí y continuó a pie. La furgoneta estaba cargada de fardos de arpillera que contenían unos 1.800 kilos de hachís.

Así, los agentes establecieron un operativo policial que concluyó con la detención del conductor de la furgoneta, un ciudadano francés de 34 años, acusado de un delito de tráfico de drogas.

Posteriormente, se inició una investigación para determinar la infraestructura que rodeaba a la furgoneta interceptada que culminó con la detección de cuatro vehículos utilizados por la organización que  se desplazaban juntos, a la manera de un convoy para dar seguridad a un posible vehículo de carga. El primer vehículo hacía funciones de lanzadera para avisar de potenciales controles policiales. En el operativo se detuvo a cinco personas y se requisaron 1.650 kilos de hachís. A continuación, se realizaron registros en cuatro domicilios relacionados con la organización en las provincias de Málaga, en concreto en los municipios de Mijas y Fuengirola, y se detuvo a otra persona que hacían labores de guarda y custodia. 

En esta fase, los agentes se incautaron de otros 1.050 kilos de hachís cargados en otra furgoneta que se encontraba preparada para otro envío; cinco vehículos relacionados con transportes anteriores; inhibidores y detectores de frecuencia; en torno a 20.000 euros en efectivo y una gran cantidad de documentos de identidad falsos de los detenidos, balanzas, envasadoras al vacío, teléfonos móviles y otros sistemas de comunicaciones, así como otro tipo de material habitualmente relacionado con los delitos de tráfico de drogas.

La operación ha sido desarrollada en las provincias de Córdoba (Benamejí), Navarra (Tudela), Zaragoza (Gallur) y Málaga (Mijas y Fuengirola), y ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba. Han prestado colaboración el Órgano de Coordinación de Operaciones contra el Narcotráfico (OCON Sur) y el Equipo Contra el Crimen Organizado de Benalmádena. También han colaborado efectivos del Grupo de Acción Rápida (GAR), del Destacamento de Tráfico de Lucena y del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Puente Genil, actuando bajo la dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Lucena (Córdoba) y la Fiscalía Antidroga de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios