Montilla

Bodegas Robles instala paneles fotovoltaicos para reducir su huella de carbono

  • La empresa generará el 83% de la energía que consume

Instalación de los paneles en la bodega. Instalación de los paneles en la bodega.

Instalación de los paneles en la bodega. / El Día

Bodegas Robles, radicada en Montilla, ha anunciado la puesta en marcha de una instalación fotovoltaica de autoconsumo que le permitirá generar a finales de 2018 una potencia equivalente al 83% de la energía que consume. Esto evitará la emisión de 10.100 kilogramos de dióxido de carbono a la atmósfera al año, equivalente a la plantación de 208,14 nuevos árboles.

Bodegas Robles apuesta por instalaciones sostenibles. "En los últimos años cada vez nos resultan más evidentes los efectos que el cambio climático causa en los cultivos de la vid y en la uva. Vendimias cada vez más adelantadas, pérdida de floraciones, picos de temperaturas altas y bajas, periodos de sequía más largos rotos por lluvias torrenciales; el estrés por temperatura de las plantas; riesgos de plagas y enfermedades que hasta ahora no se daban", advierten desde la empresa.

Ante esta situación, algunas bodegas han reaccionado aplicando principios de sostenibilidad y eficiencia energética. En 2009, Bodegas Robles asumió el compromiso de calcular su huella de carbono y de reducirla cada año adoptando distintas medidas.

Ese año, FHA Consultores y Det Norske Veritas (DNV) determinaron el total de las emisiones de gases efecto invernadero generadas en cada una de las fases de producción, elaboración y comercialización. De esta manera, Bodegas Robles se convirtió en la primera bodega española en certificar su huella de carbono. "Desde entonces, nuestro compromiso consiste en reducir cada año las emisiones de dióxido por botella en todo su alcance, desde la viña al transporte final, para lo que trabajamos conjuntamente con CO2 Consulting", explicaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios